LEGANÉS

El Leganés no podrá fichar un '9' si el Barça se lleva a Braithwaite

La normativa vigente no otorga ningún plazo extra si un club ve salir un jugador fuera de mercado mediante el pago de la cláusula de rescisión.

El Leganés no podrá fichar un '9' si el Barça se lleva a Braithwaite
DANI SANCHEZ DIARIO AS

El Leganés no podrá fichar ningún recambio si finalmente el FC Barcelona ejecuta la cláusula de rescisión de Martin Braithwaite para convertir al danés (29 años) en el recambio de Ousmane Dembélé. La normativa vigente en España permite a un club fichar en caso de que uno de sus integrantes sufra una grave lesión aunque esté cerrado el mercado, como es el caso. Sólo puede hacerlo entre futbolistas de las competiciones locales o jugadores en paro mediante dos fórmulas: un acuerdo por traspaso o el pago de la cláusula. Sin embargo, en este última opción, al contrario de lo que sucede durante una ventana de fichajes, el club del que sale el refuerzo no goza de plazo extraordinario alguno para encontrar un recambio.

Si esta situación se hubiera producido durante el mercado invernal, (siempre que el fichaje hubiera sido mediante el pago de la cláusula) el club de procedencia del fichaje tendría derecho a un mes para encontrar un recambio. Es lo que ocurre, por ejemplo, con el Getafe. Los azulones manejan hasta el 20 de febrero para encontrar, si lo desean, un jugador que supla la plaza de Cabrera. El defensa se fue al Espanyol mediante el pago de la cláusula, que se ejecutó el 20 de enero, esto es, aún con el mercado abierto.

El Leganés no vende

Esta vía, la del pago de la cláusula, es la única vía que le queda al Barça si quiere fichar a Braithwaite. El Leganés se niega a dejar partir a un jugador que representa su mejor baza ofensiva para pensar en la permanencia en Primera División y señala la libertad del futbolista, tasada en unos 20 millones de euros, para que salga, aunque el anhelo de Butarque es que continuase al sur de la capital. Ninguna inyección económica reparará el enorme boquete que dejará el futbolista tanto en el césped, como en el ánimo de una entidad que aún no se ha recuperado del varapalo de perder a su otra referencia, a En Nesyri, para acabar en el Sevilla.

Sólo un mes después ahora es Braithwaite el que peligra, aunque durante todo el mercado invernal, el club temió que sucediera lo mismo. Incluso el propio futbolista se sorprendió en una entrevista en As del mierdo que había en las oficinas por esa posible salida vía clausulazo. Ahora esta pesadilla amenaza con convertirse en realidad en peores circunstancias, sin margen alguno para encontrar un recambio.

Sin contactos y con sorpresa

Entre tanto, en el Leganés insisten en que no ha habido contactos con el Barça. Nadie del club catalán se ha puesto en contacto con los pepineros para anunciarles nada. De hacerlo, seguramente sea sólo para comunicar que se abonará la cláusula del jugador en la sede de LaLiga.

Entre tanto, en el vestuario y cuerpo técnico tampoco tienen noticias directas del asunto y más de una voz autorizada se mostraba durante todo el día de ayer incrédula ante la posibilidad de que Braithwaite acabe de azulgrana, una opción que, sin embargo, y según ha ido pasando el tiempo, ha ido ganando más y más peso. Hoy el equipo tiene descanso y no entrenará. Está por ver si mañana, en la vuelta al trabajo, lo hace con Braithwaite aún bajo las órdenes de Javier Aguirre.