REAL ZARAGOZA

"Estamos ilusionados, pero hay que mantener la calma"

Atienza asegura que ganando en Miranda el Zaragoza daría un paso importante, pero no definitivo: "Quedan muchas jornadas. Al igual que ahora estamos con mucha euforia, en cualquier momento te bajan de ahí".

"Estamos ilusionados, pero hay que mantener la calma"
ALFONSO REYES

—¿Cómo sienta verse segundo en la clasificación?

—No podemos estar más contentos. Ver que el equipo está ahí arriba a estas alturas de la temporada, después de tantas jornadas, significa que el trabajo está dando su recompensa y no queda otra que seguir.

—¿Entienden que haya cierta euforia entre la afición?

—Que la gente se ilusione es normal y bonito. Por eso estamos aquí. Evidentemente, nosotros también estamos ilusionados, pero hay que mantener la calma porque esto es muy largo y ya se ha visto que equipos que estaban muy arriba flaquean y otros que parece que no estaban ahora llegan. Después de varias temporadas en esta categoría hay que tener claro que debemos estar tranquilos porque quedan muchas jornadas por delante y aunque sea un tópico hay que ir partido a partido. Ahora tenemos el del miércoles, que es un hueso duro. Y al igual que ahora estamos con mucha euforia, en cualquier momento te bajan de ahí.

—El equipo únicamente ha recibido dos goles en Liga en 2020 y sólo uno de ellos de jugada. ¿Qué importancia le dan a este dato?

—Ahora estamos en un momento en el que el equipo está recibiendo pocos goles y en una liga como ésta y con el objetivo que tiene el equipo es muy importante no encajar, sobre todo sabiendo que arriba tenemos gente que en cualquier momento te marca diferencias. La clave está en estar juntos y ordenados, conceder pocas ocasiones y aprovechar las nuestras. El equipo tiene eso muy asimilado y está yendo la cosa bien.

—¿El equipo ya salta al terreno de juego con esa confianza y seguridad de pensar que es muy difícil perder un partido?

—Así nos sentimos. Cuando llevas tantos partidos en los que no recibes gol y tienes una solidez defensiva, se adquiere algo muy importante, que es que todos corremos, todos somos solidarios y ayudamos al compañero y cuando once tíos en el campo hacen las cosas así de bien es difícil que te metan mano.

—¿Qué tipo de partido esperan en Miranda?

—Muy duro. El Mirandés está haciendo las cosas muy bien y no está en las semifinales de la Copa del Rey por casualidad. Está haciendo un gran temporada, tienen hambre y ganas y su campo es muy complicado, con una afición que aprieta mucho. Hay que ir allí a competir, a currar, a intentar mantener la portería a cero y esperar traernos los tres puntos para Zaragoza.

—Ustedes no podrán contar con Luis Suárez, pero ellos también pierden a Guridi y Marcos André por sanción y posiblemente a Merquelanz por lesión.

—Son cosas del fútbol. No va a estar Luis Suárez, pero estará otro compañero. Creo que todo el mundo está capacitado para hacer las cosas bien y ya lo hemos demostrado. Cuando no está uno entra otro y el equipo no lo nota y el que salga por Luis lo hará con las mismas ganas y la misma ilusión de hacer las cosas bien. Y si el Mirandés tiene varias bajas y son algunos de sus jugadores más importantes, espero que eso nos beneficie.

—¿Qué calificativo le pondría al partido contra el Mirandés?

—Importantes son todos, pero este partido, al ser aplazado y en la situación en la que estamos, nos puede dar ventaja en la clasificación. Ahora mismo estamos en una situación privilegiada y sabemos de la importancia que tiene este encuentro en cuanto a que si ganas puedes dar un paso importante, pero me reitero en que queda mucho por delante. Ni ganando este partido damos nada por hecho y si no lo ganamos seguiremos en la misma posición. Queda mucho por delante y hay que darle la importancia que tiene cada partido. Tampoco hay que valorarlo de otra forma.

—¿Qué mensaje les han lanzado Víctor Fernández en este 2020?

—Es el mismo mensaje desde el primer día. Víctor es un entrenador al que le gusta tener el balón y llevar la iniciativa, ha conseguido que el equipo defensivamente esté sólido y muy fuerte y al final se trata de darle continuidad a las cosas que están yendo bien.

—¿Esa torcedura de tobillo que sufrió en Cádiz ya está totalmente olvidada?

—En aquel momento no me sentía para jugar un partido de esa importancia y el míster ya decidió ponerme en Elche. Yo ya me encuentro prácticamente bien. Sólo es una molestia que es aguantable y la lesión ya está olvidada.

—¿Qué tal con El Yamiq?

—Se ha adaptado muy bien y el otro día me sentí cómodo jugando con él. Es un buen compañero que ha venido a ayudar y estoy contento por él.