LALIGA SANTANDER

La parte baja está muy viva

Ni Espanyol, ni Leganés, ni Mallorca, ni Celta salen derrotados de una jornada que les acerca a sus predecesores. La lucha por la permanencia promete.

Espanyol, Celta, Leganés y Mallorca.

Con el pitido final de Alberola Rojas en el Bernabéu se ponía punto y aparte (el Eibar-Real Sociedad fue suspendido por la contaminación) a una jornada marcada por el buen hacer de los 'de abajo'. Los empates del Espanyol ante todo un Sevilla (2-2), el Leganés contra el Betis (0-0) y el del Celta frente al Madrid (2-2) y el 1-0 del Mallorca al Alavés avisan al resto de equipos. Por su parte, los conjuntos que preceden al cuarteto que cierra la tabla han salido derrotados de sus últimos choques: Eibar (a la espera del encuentro ante la Real, perdió la jornada anterior contra el Alavés, 2-1), Valladolid (en Granada, 2-1), el propio Alavés (en Son Moix, 1-0) y el Levante (en Villarreal, 2-1). La lucha por la permanencia promete ser apasionante. Y es que la parte baja está muy viva.

Abelardo dirige, RDT ejecuta

El colista es un Espanyol que ha sufrido un lavado de cara desde la llegada de Abelardo a Cornellá. Ocho partidos para sumar 12 puntos. En los anteriores 16, sólo siete. Ni Gallego, primero, ni Machín, después, consiguieron dotar a los blanquiazules ni de la solidez, ni de la pegada necesaria para soñar con Primera División el año próximo. Mes y medio después, y una fuerte inversión mediante, las caras largas se han tornado en sonrisas.

Raul de Tomas ha resultado fundamental en el resurgir perico.

El equipo, aunque solo ha conseguido tapiar la portería en el partido a vida o muerte ante el Mallorca (1-0), compite sea quien sea el rival. Ya lo ha comprobado esta jornada el Sevilla en el Pizjuán y el Barcelona en su visita al RCDE Stadium en el primer choque con el técnico gijonés al frente (2-2). De hecho, si miramos sólo la clasificación de la segunda vuelta, el Espanyol marcharía quinto, a dos puntos de la Champions.

Aunque esta fantástica racha no se entiende sin la presencia del goleador que tanto adolecía la afición perica desde la marcha de Borja Iglesias al Betis. Raúl de Tomás y sus cinco goles en otros tantos partidos han liderado este fantástico resurgir y, de seguir con semejante calibración, pronto podría entrar incluso en las quinielas para el '9' de La Roja. 

El Vasco impregna Leganés de carácter

"En mi casa no, yo soy más guerrero que cualquiera en mi casa, con mi gente y en mi estadio… Mañana nos vemos. Vamos a guerrear, es una guerra sin muertos, si quieren guerra, guerra tendrán". Estas palabras de Javier Aguirre en su etapa como seleccionador mexicano bien podrían ser de cualquiera de sus recientes ruedas de prensa al frente del Lega. A los del sur de Madrid podrán ganarles, pero no sin luchar. Y eso es, en gran parte, culpa del técnico de Ciudad de México.

Con el adiós de En Nesyri, los goles de Braithwaite será más fundamentales que nunca.

14 puntos en doce jornadas superan, con creces, los cinco que consiguió sumar Pellegrino. Varios fueron los entrenadores que no quisieron aceptar un reto que, con el paso de las jornadas, cada día parece menos quimérico. Ni la salida de En Nesyri en dirección Sevilla ha mermado la competitividad del conjunto pepinero, que se ha permitido incluso 'el lujo' de ganar a la Real Sociedad (2-1) el 2 de febrero y robarle un empate al Atleti (0-0) la semana anterior. El Betis ha sido el último en dejarse puntos en Butarque. La lucha de Braithwaite y el guante de Óscar, claves.

Vicente Moreno, el último superviviente

Y es que el técnico valenciano es el único del cuarteto que cierra LaLiga que comenzó la temporada en el mismo banquillo que ahora ocupa. La temporada de los isleños bien podría haber sido escrita por Robert Louis Stevenson. Dr Jekyll cuando juegan como locales, Mr Hyde cuando van de visita. La victoria contra el Alavés no es si no otra muestra más de la solvencia de un Son Moix que ha sido el culpable de la única derrota liguera del Real Madrid (1-0).

Ante Budimir está siendo de los arietes más prolíficos de Primera División.

Pero la cara amarga del fútbol la viven siempre que abandonan el calor del hogar. Un empate, en Balaídos (2-2), y diez derrotas alumbran un problema latente. A poco que enderecen la marcha visitante, la permanencia se pagará más barata en las casas de apuestas. No obstante, deben acelerar ese cambio de dinámica si no quieren que sea demasiado tarde. Los goles de Budimir (lleva 8) y el añadido de un Cucho Hernández que se pasó las primeras 15 jornadas en el dique seco se antojan fundamentales. Sin olvidar los destellos de Dani Rodríguez y de un Take Kubo que, a pesar de sus 18 años, ha mostrado que tiene mucho que ofrecer.

Óscar, mejores sensaciones que resultados

El botín que ha obtenido el nuevo entrenador celtiña no va acorde al fútbol que despliega el equipo. Doce jornadas con el ex del Olympiacos marcadas por un debe, el exceso de empates. Algunos, como el logrado en el Santiago Bernabéu, vienen acompañados de aplausos. Otros, como los rascados por Eibar (0-0), Osasuna (1-1), Mallorca (2-2) y Valladolid (0-0) en Balaídos, de dudas. 

El resurgir de Sisto, clave de cara a la permanencia.

Aunque habiendo sumado solamente tres puntos más que Escribá en la misma cantidad de partidos, el juego del equipo sí que ha mejorado ostensiblemente. Además, las llegadas de Smolov y de Jeison Murillo ya comienzan a dar sus réditos. El ruso abrió la lata contra el Madrid y el colombiano aporta la solidez de la que se adolecía en Vigo. Sumar de tres en tres es el próximo objetivo. Sin olvidar la recuperación de Pione Sisto para la causa celeste. Por plantilla, este Celta estaba (y está) diseñado para pelear por cotas mucho más altas. Sin embargo, Iago Aspas debe ponerse un año más el disfraz de meiga.