VALENCIA

Ferran Torres es un avión

El canterano hizo honor a la definición que Luis Enrique dio sobre un misterioso futbolista. Ha sido titular en 25 de los 30 partidos que ha dirigido Celades

Ferran Torres es un avión
DAVID GONZÁLEZ DIARIOAS

Cuando la cuenta de tuiter de la Federación Española de Fútbol subió un vídeo en el que Luís Enrique analizaba los posibles seleccionables en la próxima convocatoria, a ningún valencianista le pasó desapercibido lo que dijo sobre un todavía misterioso futbolista: "Es un avión, tiene un cambió de ritmo que es brutal".

Y es que el pasado viernes frente al Atlético de Madrid, Ferran Torres volvió a demostrar que, si no es el jugador que mencionaba Luis Enrique, sus características son más que similares. El de foios fue el jugador más desequilibrante sobre el terreno de juego, volvió loca a toda la defensa Atlética y cerca estuvo de dar la asistencia del que hubiera sido el definitivo 3-2, primero a Gameiro y posteriormente a Maxi Gómez, pero ningún delantero apuntó bien.

El Cholo no pudo frenarle. Simeone trató por todos los medios que Ferran no desbordara a sus laterales. Pero ni Lodi, ni Saúl ni Vrsaljko pudieron detenerle. De hecho, Torres puso a Mestalla en pie cuando regateó con dos toques a Lodi y Saul en el minuto 50. Pero su centro no encontró rematador.

Tras un par de partidos en los que se le vio sin su chispa habitual, algo lógico teniendo en cuenta que ha sido titular los últimos 7 partidos. Con una semana de por medio para descansar ya que su equipo no juega la Copa, el canterano recuperó frente a los madrileños su desborde habitual, completó 8 regates y fue quien más ocasiones de peligro generó.

Sin renovar

Ferran Torres es un avión que a día de hoy tiene fecha de despegue. El próximo 2021 el canterano concluye su vinculación con el Valencia y aunque las conversaciones por su renovación comenzaron tiempo atrás, todavía no ha trascendido avance alguno.

Con un presidente que define el proyecto che como 'de apuesta por los jóvenes', que la renovación de Ferran terminara sin darse sería un doble varapalo. Primero porque dejaría al equipo sin uno de sus mejores talentos. Pero sobre todo, porque el proyecto 'de cantera' que dice tener Meriton quedaría comprometido. De momento, aun hay tiempo.