FÚTBOL FEMENINO

La selección masculina de Estados Unidos exige que las internacionales ganen el triple

El sindicato de jugadores acusa a la federación de "discriminación sistemática de género", a tres meses del juicio de las futbolistas contra su federación y cinco de los JJ OO de Tokio.

La selección masculina de Estados Unidos exige que las internacionales ganen el triple
Robert Deutsch USA TODAY Sports

Las futbolistas de la selección de fútbol de Estados Unidos, vigentes campeonas del mundo, no están solas en su lucha por igualdad salarial. En su particular cruzada contra la Federación Estadounidense de Fútbol (USFF), por la igualdad salarial y de trato, las futbolistas lideradas por su capitana, Megan Rapinoe, han encontrado unos aliados perfectos, sus homólogos del fútbol masculino. Y se produce a pocos meses de la gran cita olímpica, donde la selección femenina ese también la gran dominadora mundial, al tener en su palmarés cuatro oros (2004,2008 y 2012) y una plata (2000).

La Asociación de Jugadores del Equipo Nacional de Fútbol de los Estados Unidos, que es el sindicato del equipo masculino, acusó a la Federación de Fútbol de los Estados Unidos de "discriminación sistemática de género". Lo hizo mediante un comunicado en el que denunció la discriminación permanente que sufren sus compañeras en un país, Estados Unidos, donde los títulos los ganan ellas. "La federación continúa discriminando a las mujeres en sus salarios y en su trabajo condiciones", destaca el comunicado. 

Los futbolistas estadounidenses van mucho más lejos y reclaman a su federación que las mujeres futbolistas deberían ganar el triple de lo que perciben. El sindicato masculino reivindicó que las mujeres deberían "al menos triplicar" lo que reciben. El sindicato masculino, además, instó a los aficionados del fútbol a escribir a sus representantes en el Congreso para decirles: "Es hora de reformar la Federación".

El Washington Post ha hecho una simulación práctica para mostrar la brecha salarial entre la selección masculina y la femenina. En el caso de que ambos ganaran 20 partidos seguidos en una temporada, las mujeres ganarían 164.320 dólares (152.000 euros) menos que los hombres. Reflejado en porcentajes, un 28 por ciento menos.

El apoyo del fútbol masculino llega a poco menos de tres meses de que las internacionales de Estados Unidos se vean las caras en los tribunales con la US Soccer el próximo 5 de mayo. Hay que recordar que el equipo femenino presentó una demanda contra ésta en marzo pasado, en California, en la que figuraban 28 jugadoras del equipo como demandantes. En la demanda se acusa a la US Soccer de "discriminación", al pagarles menos que a sus homólogos por un “trabajo sustancialmente igual y al no proporcionarles ni las mismas condiciones de juego, entrenamiento, viajes, desarrollo ni los mismos términos salariales”.

Las jugadoras han agradecido el apoyo de sus compañeros. "Nuestra gran esperanza es que 2020 sea el año de igualdad salarial. Estamos agradecidas por el apoyo de nuestros colegas varones, y también por la abrumadora solidaridad de millones de seguidores y patrocinadores de todo el mundo que nos han apoyado para luchar contra la discriminación de la federación", dijo Megan Rapinoe, capitana de la selección de Estados Unidos. 

Y concluyó: "Lograr la igualdad salarial es una reclamación que va mucho más allá de nuestro deporte. Las mujeres merecemos la igualdad ahora y en todos los ámbitos laborales".