ESPANYOL

Bernardo: "Esta semana tenemos una oportunidad de oro"

El defensa perico no escondió que tras ganar al Mallorca "nos hemos quitado un pesito de encima". Confía en su equipo porque "el Espanyol siempre es un rival a batir".

Bernardo: "Esta semana tenemos una oportunidad de oro"
Joan MB

El Espanyol tiene en su mano lograr, por primera vez esta temporada, dos victorias seguidas en Liga. El conjunto perico visita este domingo al Sevilla y Bernardo dejó claro que "ganar siempre es un bálsamo de energía y optimismo. Es cierto que cuando ganamos al Mallorca te quitas un pesito de encima. Pero es un deber y una responsabilidad afrontar estos partidos con este tipo de sensaciones, motivación y responsabilidad de que el resultado ha de caer de tu lado. Es una semana que nos ilusiona mucho y tenemos una oportunidad de oro. Tenemos en bandeja una posibilidad de seguir creciendo y evolucionar de manera positiva".

Bernardo está tratando de afianzarse en el centro de la zaga del Espanyol y confía plenamente en alcanzar el objetivo porque pese a que están metidos en descenso, los rivales les siguen teniendo en cuenta: "El Espanyol es un rival de entidad, no creo que nadie le haya perdido el respeto. Siempre será un equipo fuerte a batir, un rival duro e incómodo. La situación no hace que los rivales te consideren menos de lo que eres. La dinámica ahora es positiva, estamos con confianza y ganas de salir de abajo y devolver al Espanyol a donde ha de estar que es mucho más arriba en la clasificación". La llegada de Cabrera al conjunto blanquiazul ha dotado de mayor fiabilidad defensiva al equipo y dejó claro que "compenetrarse con un compañero es fundamental. Siempre he tenido esa fortuna de sentirme bien respaldado por el compañero que me toca estar en el campo. Cabrera tiene personalidad y carácter y sentirte cómodo es lo más adecuado. Y los dos somos jugadores que no paramos de hablar, ayudar al compañero con indicaciones. Cuando futbolistas competitivos están juntos tienden a entenderse y cuando he estado con él me he sentido muy bien. Se ha concedido poco. Contento de aportar desde dentro y ojalá podamos mantener la portería a cero, que nos da la posibilidad de sumar puntos. Ganar al Mallorca ha dado confianza al grupo y es que sumar siempre es importante y crecer desde la victoria es lo que nos gustaría siempre. El calendario nos exige tener la máxima efectividad".

Este domingo vivirá un duelo especial porque Bernardo tiene pasado hispalense. Vistió la camiseta del Sevilla y sobre la situación del rival explicó que "es un club que debe estar siempre mirando a los puestos de arriba. En mi etapa allí pude conocer la mentalidad y filosofía con la que trabajan. Es lógico que quieran mantener una línea de equipo Champions. Esa exigencia demanda resultados y cuando no los tienes es lógico que se encuentren momentos menos relajados. Pero nosotros debemos centrarnos en nosotros, da igual su momento. Es una semana para tener una oportunidad tremenda para seguir creciendo y dar un paso adelante. El momento ideal es el nuestro porque venimos de ganar y en eso nos centramos. Hacer bien el trabajo, ser responsables y efectivos para llevarnos un buen resultado". ¿Es especial para usted jugar en Sevilla? "Siempre es especial volver a Sevilla, es un club que me brindó todas las herramientas para ser el profesional que soy. Hay que ser agradecido y esto no se olvida. Mi mujer es de Sevilla y eso te hace tener un sentimiento especial por la ciudad. Es un partido muy bonito de jugar". Les espera un rival herido, pero Bernardo tiene claro que el espejo en el que deben mirarse en el del duelo ante el Villarreal (1-2): "Es lógico que vamos a salir desde el primer minuto a por la victoria. Un buen partido para reflejarnos es el del Villarreal. Sabemos qué debemos hacer y no le pondremos las cosas fáciles para que estén cómodos y tengan comunión en la grada. El Sevilla se ha dejado muchos minutos al final y todos los minutos serán igual de importantes".

Por último, Bernardo está cedido por el Girona y deja su futuro en el aire. Según Esports Cope, el Espanyol tiene una opción de compra por 2,5 millones de euros. El central no se mostró tajante: "Yo llegué con la máxima ilusión de poder contribuir, hacer un año muy ilusionante. Llegaba a un club de esta entidad, dar un paso adelante en mi carrera y competir en Europa. Era un año magnífico para poder darlo todo. Soy un jugador y una persona que me desvivo por el presente, estar disponible, poder contribuir desde el más pequeño pedazo al máximo. El compromiso ha sido y será máximo hasta el final. Uno va construyendo el camino, estoy satisfecho con mi entrega y trabajo y a final de año se hará un balance. Estoy feliz, muy a gusto, disfrutando de esta situación, aunque no es la más favorable ahora. Pero este año también será muy bueno para mi carrera. Cuando estás a gusto en un sitio siempre estás dispuesto a seguir, pero el fútbol es muy cambiante y se verá en verano".