SPORTING

Carmona, el cuestionado

El balear volvió a marcar casi un año después. Su caso recuerda al de su paisano Rafel Sastre

SPORTING DE GIJON  CARMONA
PACO PAREDES DIARIO AS

Se tiró al suelo con todo para llegar a aquel balón que había quedado suelto por el mal rechace del portero del Mirandés y lo empotró en el fondo de la red con toda la rabia del mundo. Corrió a celebrarlo con los brazos abiertos en cruz frente al fondo joven, golpeó el pecho, señaló el escudo y llevó también la mano a un oído. Que cada cual interprete los gestos como quiera. Carmona acababa de marcar para el Sporting su primer gol esta temporada y el primero en casi un año. El 17 de marzo del pasado año, en el Nuevo Arcángel de Córdoba, había conseguido el último.

Ese gol no pasaría de ser uno más del Sporting si no fuese porque el protagonista es el futbolista que mayor controversia genera entre la afición rojiblanca. Cuestionado por un sector importante de los parroquianos de El Molinón, hay quienes le defienden también como el jugador de más calidad de la plantilla. Desde luego, nadie se muestra indiferente cuando se habla del centrocampista balear.

Su caso recuerda al de otro paisano suyo, Rafel Sastre. No fueron pocas las críticas de la grada que tuvo que soportar aquel lateral derecho, al que todos recuerdan por su gran profesionalidad y que, pese a sus detractores, sumó 10 temporadas de rojiblanco y se encuentra hoy en el ‘top ten’ de los jugadores con más partidos en la historia del club.

¿Por qué juega siempre Carmona? Ésa es la pregunta que se hacen muchos aficionados. “Es un jugador diferente, que se atreve a hacer cosas que otros no se atreven. Es un jugador atrevido y con calidad técnica”, han repetido en más de una ocasión técnicos y ex futbolistas del Sporting cuando se les ha planteado esa cuestión. Más aún, han sido varios los compañeros en estos años en Gijón que le consideran un jugador infravalorado a la vista de su calidad técnica.
Lo cierto es que Carmona ha jugado con todos los entrenadores que le han dirigido y que han sido ocho hasta hoy: Manolo Sánchez Murias, José Ramón Sandoval, Abelardo Fernández, Rubi, Paco Herrera, Baraja, José Alberto y Djukic .

Carlos Carmona (Palma de Mallorca, 05-07-87) es sobrino de Francisco Bonet, el que fuera central del Madrid y del Mallorca en los 80. Llegó al Sporting en la temporada 2012-13, después del descenso del equipo a Segunda División tras cuatro temporadas en la máxima categoría. Desde entonces ha disputado 258 partidos con la camiseta rojiblanca, entre Liga y Copa, lo que hace una media de 32 por campaña.

El gol del pasado domingo al Mirandés hace el número 42 como sportinguista en todas las competiciones. Su promedio realizador es de cinco goles por temporada y la mejor fue la 2017-18, con Herrera y Baraja en el banquillo, en la que marcó 10 goles en la competición liguera. Sus goles le hacen falta hoy al equipo.