REAL VALLADOLID

Ocho partidos en casa y siete a domicilio para salvarse

El Real Valladolid necesita sumar 14 puntos para llegar a 40, aunque es probable que sean necesarios menos. Si sigue la tendencia actual, con 32 valdría.

Ocho partidos en casa y siete a domicilio para salvarse
PHOTOGENIC/PABLO REQUEJO DIARIO AS

Finalizada la jornada 23 de Primera División, el equipo que tuviera 19 puntos estaría salvado. Dicho de otra forma, al Real Valladolid, con 26, le sobran ahora mismo siete puntos, ocho con respecto al Mallorca que sería el primero que bajaría y que, en el caso de los bermellones, sería incluso nueve porque los pucelanos ganaron los dos partidos a los bermellones. Los otros dos equipos en descenso, Leganés y Espanyol, también cuenta con 18 y ante estos equipos los de Sergio González todavía han de jugar el partido de la segunda vuelta.

Aunque no es una ciencia exacta y es casi seguro que la puntuación subirá, matemáticamente, haciendo una regla de tres, la salvación ahora mismo estaría en 31,4 puntos, es decir, 32. Hay que tener en cuenta, sin embargo, que como los tres equipos en descenso están empatados a puntos y a sólo dos del Celta, con 20, que es el primero que se salvaría, es previsible que la media para salvarse suba algo más pudiendo estar en los 36 o 37 puntos, lo que significaría que los tres de abajo tendrían que hacer los mismos puntos o más en las 15 jornadas restantes que en las 23 que ya se han disputado.

Calendarios. Si miramos lo que les queda a los equipos implicados, los que están por debajo del Real Valladolid, observamos que el Espanyol tiene siete partidos en casa y ocho fuera acabando la Liga en Cornellá-El Prat contra el Celta y todavía deberá enfrentarse a los seis primeros: Real Madrid, Barcelona, Getafe, Atlético, Sevilla y Real Sociedad. El Leganés también tiene siete encuentros en casa y ocho fuera y acaba la Liga contra el Real Madrid. El Mallorca jugará también siete en casa y ocho a domicilio, se tendrá que enfrentar a los cinco primeros y terminará la Liga en Pamplona.

El primero de los que ahora se salvaría de la quema, el Celta, repite patrón: siete en Balaídos y ocho a domicilio, amén de tener que enfrentarse a cinco de los seis primeros de aquí a final de temporada. El Eibar, con 24 puntos, está metido en la pelea por no descender. A los de Mendilibar le quedan ocho partidos en casa y siete a domicilio, con la particularidad de que tres de sus últimos cuatro rivales son equipos de la pelea por no descender: Espanyol, Leganés y Real Valladolid. Precisamente los de Sergio González son decimoquintos en la clasificación, con 26 puntos, y al igual que el Eibar tendrá que jugar más partidos en casa que fuera (8-7). Recibirá en Zorrilla a Espanyol, Athletic, Celta, Getafe, Levante, Alavés, Barcelona y Betis y visitará a Granada, Real Sociedad, Leganés, Atlético de Madrid, Sevilla, Valencia y Eibar... todos ellos con la idea de buscar 14 puntos, aunque puede valer con menos.