FÚTBOL FEMENINO

Deyna: "Con 10 años ya estaba loca con el fútbol, quería irme a EE UU y ser futbolista"

La jugadora del Atleti es la inspiración para las niñas españolas, con el sueño de poder irse becada a jugar en una universidad.

Deyna Castellanos con niños

La embajada de Estados Unidos acogió un acto para incentivar el fútbol femenino en España. De la mano de la agencia AGM y la fundación Inspiringirls se trató el tema del fútbol femenino en Norteamérica y se animó a las niñas a que luchen por sus sueños.

Deyna Castellanos, la nueva jugadora del Atlético, lideró la charla. Ella ha vivido ya la experiencia de irse a Estados Unidos a desarrollar su carrera futbolística a la vez que seguía con sus estudios. "Con diez años ya estaba loca, soñaba con irme a Estados Unidos y hacerme futbolista". Y lo logró.

"Gracias a mi hermano empecé a jugar. En Venezuela es muy masculino, pero me vieron dando patadas a un balón mientras esperaba a mi hermano y un entrenador se fijó en mí. Jugar en Florida es de las mejores experiencias de mi vida. Jugar y estudiar a la vez fue un privilegio. Crecí mucho futbolísticamente. Fueron cuatro años, gané el torneo nacional, fue magnífico".

"Hay mucho trabajo, mucha disciplina, muchas ganas de querer ser la mejor. Es genial servir de inspiración. Que vean que el fútbol no es solo para hombres. Lo más difícil ha sido estar en un deporte que no es apoyado por nadie. Pero las mujeres vamos a conquistar el mundo. Quitar estereotipos", sentenció la venezolana.

Sofía Echevarría, jugadora del Madrid CFF, está apunto de emprender el suelo americano. Habló de lo duro que es el camino. "Siempre ha sido mi sueño irme a EE UU ahora ya llega. El camino ha sido duro, he llorado muchas veces, no tenía tiempo para estudiar, para todo. Pero todo llega. Os animo a todas a iros", admitió.

Para terminar, Alba Mellado contó su experiencia en este mundo. "Empecé jugando con niños. Luego el Madrid CFF creó un equipo de chicas que competían contra chicos. Al principio decían 'bien, hoy nos tocan las niñas. Terminaron diciendo cuidado'. Solo os doy un consejo, no existe la suerte, hay que buscarla".