RACING

Primer mandamiento de Oltra: prohibidos los pases interiores

El técnico valenciano tiene claro que cualquier opción de salvación pasa por dejar la puerta a cero en la mayoría de los partidos y dedicó la sesión a ello

Primer mandamiento de Oltra: prohibidos los pases interiores
Nacho Cubero DIARIO AS

"El míster nos ha dicho que la Federación nos regala un punto de salida con el 0-0 y que eso no lo podemos perder”. Así, con este mensaje disfrazado de broma que desveló ayer Álvaro Cejudo, quiere José Luis Oltra transmitir a sus futbolistas que la clave de la remontada pasa por que el Racing sea capaz de saber mantener su portería a cero en la mayoría de los partidos que restan. De hecho, hasta ahora el Racing no ha ganado un solo partido en los que ha encajado goles. Sus tres triunfos han sido por 4-0, 3-0 y 0-1. Solo otras tres veces, en los empates a cero ante Numancia, Albacete y Mirandés, acabó Luca imbatido. Seis de 27 partidos: el valenciano tiene claro que así no llega.


Y del dicho al hecho. Aprovechando que esta semana va a ser larga a efectos de entrenamientos, el nuevo técnico dedicó la sesión del lunes al trabajo defensivo por líneas de a cuatro. Primer mandamiento del catecismo de Oltra: prohibidos los pases interiores. “Si nos tienen que superar, que sea por fuera”, insistía el míster una y otra vez, jaleando constantemente a las líneas defensivas que eran capaces de cortar pases filtrados por dentro.


Solo los lesionados Alexis, Jon Ander y Figueras se perdieron el entrenamiento, en el que estuvieron participando dos jugadores del Rayo Cantabria: Mirapeix y Musy.


Un ejemplo. El Depor está marcando claramente el camino a seguir. El equipo de Riazor era, de largo, el equipo más goleado de la categoría y parecía descendido cuando llegó Fernando Vázquez. Ahora, en cuatro de las cinco últimas salidas los deportivistas han dejado su puerta invicta en cuatro ocasiones, han ganado 0-1 en sus tres últimos partidos como visitantes y ya han adelantado a ocho equipos en la tabla, incluido el Racing. De momento, en Almería se cumplió el plan.