BETIS - BARCELONA

Edú, el héroe del Betis ante el Barça que es ahora agente de futbolistas

El brasileño, que jugó en el Celta y en el Real Betis, fue decisivo en las últimas victorias verdiblancas ante el Barça y ahora es represenante de futbolistas.

Edú, el héroe del Betis ante el Barça que es ahora agente de futbolistas
RODOLFO MOLINA DIARIO AS

Luis Eduardo Schmidt, más conocido como Edú, dejó huella en su paso por el Real Betis durante los cinco años que jugó en el conjunto verdiblanco. El mediapunta brasileño despuntó en las categorías inferiores y en el São Paulo y pronto llegó al fútbol europeo de la mano del Celta de Vigo. Su buen hacer en el conjunto gallego le llevó al Real Betis, que pujó muy fuerte por él, y se convirtió en uno de los ídolos de la afición verdiblanca. Colgó las botas en 2012, fue el héroe en las últimas victorias ante el Barça y es ahora agente de futbolistas.

Jaú, Brasil, 1979. Hace 41 años nació Edú Schmidt, un jugador ofensivo que desarrolló el grueso de su carrera en la liga española y dejó muy buenas sensaciones en el Celta y el Betis, los dos clubes en los que estuvo en Europa. El ocaso de su carrera fue en Estados Unidos, donde jugó en la MLS. 

Luís Eduardo Schmidt, Edú, se formó en las categorías inferiores del XV Jaú, un equipo humilde de São Paulo que milita en la segunda división del Campeonato Paulista. Su buen hacer llamó la atención del São Paulo FC, que le fichó en 1997 después de que el joven jugador cumpliera 18 años. Su debut en la élite del fútbol brasileño no se hizo esperar y en 1998 lo hizo con el club que apostó por él. Tres temporadas en el São Paulo fueron suficientes para que se interesaran por él equipos del viejo continente. 

Más de 100 partidos y cuatro grandes temporadas en el Celta de Vigo 

Del conjunto paulista aterrizó directamente en Europa de la mano del Celta de Vigo en el verano del año 2000. Tardó dos meses en debutar, no lo hizo hasta el 22 de octubre ante el Real Oviedo, pero desde aquel momento se convirtió en una pieza clave para el equipo dirigido por Víctor Fernández, que ese año disputó la Copa de la UEFA. 

Su temporada de consolidación en el conjunto vigués fue la 2002/2003. Fue titular indiscutible y pieza clave en el esquema de Miguel Ángel Lotina y su equipo alcanzó el objetivo que venían persiguiendo desde años atrás: la clasificación para la Champions League. El Celta fue cuarto con 61 puntos y el atacante brasileño hizo 12 goles. 

FUTBOL 03/04

Esa gran temporada contrastó con la siguiente. En la campaña 2003/2004 el Celta de Vigo fue eliminado en los octavos de final de la Champions League y en los cuartos de Copa del Rey, pero lo peor iba a acontecer en el campeonato doméstico. Después de dos destituciones (Lotina y Antic), el Celta descendió a Segunda División. Los gallegos encandenaron dos rachas de seis y ocho jornadas sin conseguir una victoria y acabaron penúltimos con 39 puntos, insuficientes para salvar la categoría. 

El Betis y su conexión con la grada

El descenso del Celta facilitó la salida de Edú. El futbolista había realizado grandes temporadas en Vigo y el Real Betis y el Sevilla se pelearon hasta casi el último momento para hacerse con su fichaje. Finalmente fue el conjunto verdiblanco el que se llevó el gato al agua y estuvo cinco temporadas en Heliópolis. En su primera campaña fue llegar y besar el santo. Disfrutó de mucho protagonismo (32 partidos y 11 goles en liga) y fue titular en la final de Copa del Rey en la que los verdiblancos se alzaron con el título. 

FBL-SPA-BETIS-BARCELONA

En Sevilla formó, junto a Joaquín y a Ricardo Oliveira, uno de los tridentes más temidos del campeonato nacional. Después de la primera gran temporada, el Betis se vio relegado durante las siguientes tres a la zona media-baja de la tabla. A pesar de ello, Edú siempre disputo más de 30 partidos en liga y se convirtió en ídolo de la afición.

Una afición que veía como el jugador brasileño aparecía en los partidos ante los grandes. Edú ha sido clave en las últimas dos victorias que ha conseguido el Real Betis ante el Barcelona en casa. En la 2004/2005, abrió el marcador en un partido que acabó con victoria por 2-1 ante el equipo de Rijkaard y en la 2007/2008 fue el héroe de la remontada. Su equipo perdía 0-2 en el minuto 60 y él hizo el 1-2, en el 63, y el 3-2, en el 78, que hizo que el estadio verdiblanco se viniera abajo. En esa misma temporada marcó también un gol al Real Madrid. El descenso del Real Betis en la temporada 2008/2009 (por golaverage) precipitó la salida del carioca. 

Vuelta a Brasil antes de marcharse a Estados Unidos para cerrar su carrera

Después del descenso verdiblanco Edú decidió volver a casa y fichó por el Internacional de Porto Alegre. Allí jugó dos años (de 2009 a 2011) y en junio de 2011 fichó por el Esporte Club Vitória de Serie B brasileña. 

Menos de 10 partidos disputó en el equipo rojinegro antes de marcharse al Colorado Rapids. Fue en el equipo de la MLS en el que jugó los últimos encuentros de su carrera. Apenas estuvo ocho meses en los que anotó un gol (en 11 partidos) en el continente americano. El 24 de mayo de 2014 anunció su retirada con un palmarés de dos campeonatos paulistas y una Copa del Rey con el Betis. Con la selección brasileña absoluta jugó un partido y formó parte del combinado olímpico en Sídney 2000. 

Actualidad: agente de futbolistas

Después de su retirada del fútbol profesional lo tuvo claro. No tardó en convertirse en representante de futbolistas. Tiene una empresa llamada NG que se dedica a la gerencia, consultoría y el marketing deportivo y, además, ejerce de asesoría en temas jurídicos para futbolistas profesionales. Es el agente de Rodrigo Antonio Rodrigues, delantero brasileño de 19 años del Real Madrid Castilla. También lleva a jugadores como Leandro Pereira, ahora en el Sanfrecce Hiroshima japonés, o a Kaio Pantaleão, que firmó por el Krasnodar el pasado verano.