XEREZ-CEUTA

Suspenden temporalmente el Xerez-Ceuta por insultos a un asistente

El partido Xerez-Ceuta de 3ª división tuvo que suspenderse durante más de veinte minutos por los continuos insultos a un asistente. El Ceuta denuncia insultos racistas a sus jugadores.

0
Suspensión partido Xerez-Ceuta

El partido entre el Xerez CD y la AD Ceuta, del grupo X de Tercera División, ha estado suspendido hoy durante más de un cuarto de hora como consecuencia de los continuos insultos que estaba recibiendo un asistente y ante la falta de fuerzas del orden en el campo.

Según ha informado a Efe el club ceutí, el encuentro se disputaba en el estadio "La Granja" de Jerez de la Frontera (Cádiz) cuando el colegiado sevillano Lafuente Sánchez decretó la suspensión del mismo en el minuto75.

El colegiado mandó a los dos equipos a los vestuarios y reclamó la presencia de agentes de la policía ante los continuos insultos que estaba recibiendo uno de sus asistentes.

El partido se reanudó casi veinte minutos después, una vez que hicieron acto de presencia en el campo las fuerzas del orden.

En el momento de la suspensión el equipo jerezano ganaba por un gola cero y al término del encuentro ha logrado la victoria por dos tantosa cero.

El presidente del club ceutí, Luhay Hamido, ha escrito en su cuenta oficial de Facebook que era una "pena" que el árbitro hubiese tenido que suspender temporalmente el partido.

El Ceuta denuncia insultos racistas

El AD Ceuta, equipo del grupo X de la Tercera División, ha denunciado esta noche haber recibido insultos "racistas" en el campo del CD Xerez (Cádiz) y que, como consecuencia de ello, el árbitro detuvo el partido durante más de veinte minutos. Según ha informado a Efe el club ceutí, los hechos se han producido esta tarde en el estadio "La Granja" de Jerez de la Frontera (Cádiz) en un partido que finalizó con la victoria de los gaditanos por dos goles a cero.

El Ceuta ha denunciado que a lo largo del encuentro varios jugadores del club recibieron insultos racistas desde la grada. Uno de estos jugadores, el lateral Chakir -de religión musulmana-, informó hasta en tres ocasiones al colegiado sevillano Lafuente Sánchez de esta situación.

El propio jugador ha reflejado esta noche en las redes sociales su malestar al indicar: "Más allá de la derrota, quiero condenar lo que he sufrido durante los 90 minutos, ya que me dirigí al colegiado tres veces diciéndole que pare esto ya que no paraban de decirme insultos
racistas tales como 'moro sucio, moro guarro". El lateral ceutí ha añadido que "ésto no es fútbol, no al racismo".