LEVANTE

Miramón: "Llegué a pensar en dejarlo y ahora vivo un sueño"

El lateral del Levante vivió un largo camino hasta llegar a Primera, incluso valorando colgar las botas. Ahora disfruta "entre los mejores" en Orriols.

Jorge Miramón posa para AS en el Ciutat de València. El aragonés está siendo clave para Paco López.
DAVID GONZALEZ / DIARIO AS

¿Cómo está?

Bien, personalmente bien. La verdad que con mi mujer todo perfecto, en el día a día todo bien y como jugador, la verdad que bueno, intentando salir de este pequeño bache lo antes posible.

¿Qué tal los nuevos?

Ya como uno más. A Bruno se le ve buen chico. Al final lleva muy pocos días y, como me hicieron a mí, se lo intento poner lo más fácil posible para que se adapte lo antes posible. También a Koke, pero ya lo conocemos todos. Es un jugador que nos puede aportar mucho y ya sabe que hay un gran vestuario y creo que se va a integrar rápido.

Por aquí no han empezado las cosas de la mejor manera en 2020.

No, la verdad que no. No han ido como esperábamos. Se está poniendo todo un poco en contra, pero sabemos lo que hemos hecho la primera vuelta. Somos conscientes de ello, que lo podemos volver a hacer. Tenemos que seguir por ese camino y sobre todo lo antes posible que no nos podemos permitir ningún resbalón más. Ahora viene el Leganés, que nos los tenemos que tomar como una final. Ya hemos dicho anteriormente que habían finales y esta es otra. Nos lo tenemos que tomar así. Tenemos que ser conscientes de que estamos en casa y tenemos que ganar sí o sí.

Los resultados se han atragantado lejos del Ciutat, pero en los últimos partidos se han visto cambios. ¿Cómo han afrontado la mala racha?

Al final parece que nos pilla la entrada entrada de año un poco más parados. Sí que es verdad que hicimos autocrítica, que teníamos que ser más competitivos sobre todo, porque sabemos que calidad tenemos. Al final tenemos grandes jugadores que nos aportan eso, pero teníamos que ser competitivos, teníamos que morder y fuimos a El Sadar, competimos, pero no nos dio. Al final por un penalti se te va el partido. Ellos no llegan a generar, porque es un equipo que en casa genera mucho, entrando constantemente por bandas y fuimos capaces de pararlos. Luego vas al Camp Nou y en la primera parte sí que es verdad que no estamos finos en la presión, nos buscaron entre líneas y nos generaron espacios a la espalda que supieron aprovechar. En la segunda parte lo pudimos corregir, pudimos incluso sacar un empate. No estuvimos acertados de cara a gol pero la segunda parte fue otra historia. Nos tenemos que centrar en intentar conseguir que sean 90 minutos en lugar de 45 y creo que somos capaces.

Los errores están penalizando mucho al equipo para no pasar la línea de los 26 puntos.

Sí. Estás ahí todo el partido, aguantas y cualquier situación parece que en vez de ir a favor te va en contra. Son situaciones del partido que el rival también las está buscando y a ellos les salen. Tenemos que seguir en esa línea, como te he dicho antes, confiar en nosotros y al final saldrá todo de cara.

Tras la lesión le está costando, fue muy autocrítico tras su actuación en el Sadar.

Bueno, al final es mi personalidad. No sé, cada uno llevará su día a día como él vea. Yo soy muy autocrítico, sobre todo en el fútbol. Sé de lo que soy capaz y me lo exijo, no me permito muchos fallos. Soy consciente de que muchas veces eso te puede llevar a una frustración e intento manejarlo. Pero sé qué clase de jugador quiero ser. También venía de una lesión, soy consciente de ello, pero aún así la crítica hacía mi partido es esa. Soy consciente de mi capacidad y de que puedo dar más. Sólo fue eso, no me vengo abajo, ni mucho menos. A partir de ahí trabajo para mejorar. Es lo que toca.

Menuda bestia Ansu Fati a sus 17 años.

Es muy eléctrico. Tiene claro donde está y yo creo que conoce sus virtudes. Pero creo que en los goles Messi lo hace perfecto. En el primer gol se gira muy rápido y en el segundo nosotros pensamos que no va a dar el pase, lo da y nos coge la espalda. Sí que es verdad que en el primero le puedo encimar más, pero rápido suelto pensando que él está por delante y que el árbitro puede interpretar que es roja y pensé 'a ver si se le va el control o lo que sea', pero lo hizo muy bien. En el segundo Messi va conduciendo horizontalmente, te cierra y se la da para que meta. Al final yo creo que Leo es el diferencial. Y si él puede aprender de Messi será un jugador grandioso.

Ahora toca Leganés, donde vivió el año del histórico ascenso.

Tengo un recuerdo mágico. Es un entorno de fútbol bestial, a todo el mundo le gusta el fútbol en Leganés. Te lo contagian. Siempre es un ambiente muy positivo. El año que estuve yo, eh. No empezamos bien el año, pero acabamos increíble. Llegamos a ascender y eso para Leganés era algo histórico. Fue brutal, lo recuerdo con mucho cariño. A mí el Leganés me dio la posibilidad de llegar a Segunda División y siempre lo recordaré con especial cariño.

Al final fueron los que le abrieron las puertas del fútbol profesional tras muchos años en Segunda B.

Yo llego y ya en la pretemporada noto el cambio de Segunda B a Segunda. El cambio de intensidad, de ritmo... me faltaba mucho y me puse las pilas en pretemporada, gimnasio y todo, para llegar al primer partido. No jugué, pero recuerdo la sensación de estar en el vestuario del Almería pensando 'ya estás aquí, ahora depende de ti que trabajes más o menos y que des todo'. Recuerdo que fue muy especial. Luego ya como se el año. Estábamos Omar y yo en esa posición y el míster, Asier Garitano, cuando no estaba Omar contaba conmigo. Tenía esa confianza en mí y la verdad que disfruté mucho de los minutos que tuve.

Y ahora, desde la distancia, ¿cómo los ve?

Bueno, hicieron lo más difícil, que es asentarse. Porque cuando subieron parecían el candidato firme a bajar. Siempre se dice eso del que sube. Son un equipo pequeño que hacen bien las cosas, han crecido mucho y ahora se ve un Leganés totalmente diferente. Yo he hablado con ex compañeros y con Garitano y me han explicado que el club es totalmente diferente a cuando estábamos en Segunda. Se le ha dado mal el inicio, pero creo que si le van bien las cosas y se le pone de cara pueden revertir la situación. Yo les tengo mucho cariño, siempre lo he dicho, y si al Levante no le interfiere ojalá que les vaya lo mejor posible.

¿Cómo fue esa conversión al lateral?

Era interior. En el Leganés jugaba ahí y me ficha el Reus para la posición con Natxo González de míster. Un entrenador táctico brutal, aprendí mucho de él. Por situaciones se lesionaron los dos laterales derechos y vino y me dijo: 'Jorge, he pensado en ti para que seas lateral'. Yo le contesté que si tenía que jugar, jugaba; pero le dije 'que sepas que no tengo ni idea'. Me explicó un poco los conceptos, las situaciones que se me podían dar y que estuviera tranquilo. Me ayudó mucho y a partir de ahí me puso a jugar de lateral y ahí me quedé.

¿Qué parte de culpa le da a ese cambio para llegar a Primera?

A ver, no pensaba que fuera a llegar ya a porque en el ascenso del Leganés no tener la posibilidad de jugar en Primera División fue un palo para mí. Al final es normal en el fútbol, ellos buscaron lo mejor y yo con mi edad pensaba que sería difícil. Pero me encanta el fútbol e iba a seguir jugando. Y luego sí que creo que la conversión fue fundamental, porque pienso que si igual hubiera seguido jugando de interior no habría llegado a Primera. Nunca se sabe, pero bueno, la posibilidad me la ha dado jugar de lateral. Yo creo que sí que ha sido fundamental.

Natxo González ahora entrena a Pepelu en el Tondela.

Sí. Lo vi muy poco en pretemporada y lo poco que coincidí le vi muchos detalles y muchas cosas de muy buen futbolista. Sí que es verdad que había otras que por su edad podía mejorar y tenía ese rango de mejora. Pero al final la edad te lo va a dar, sobre todo con Natxo González que es un entrenador que tácticamente es brutal lo que te puede enseñar. Te enseña donde están los espacios, cómo se generan, dónde, según quién salta... te explica todo. Yo creo que a Pepelu le va a venir perfecto para un jugador de calidad como él.

Ahora que ya lleva unos meses, ¿qué valoración hace de sus primeros pasos en el Levante?

Muy contento. Ya desde que llegué el vestuario increíble. Muy buenas personas, buenos futbolistas... El club sinceramente no lo conocía, me habían hablado muy poco y la verdad que muy familiar. Todo el mundo. Cualquier persona con la que hablas dentro del club te tratan muy bien. La verdad que todo lo que me he encontrado ha sido positivo hasta a día de hoy. Estoy muy contento.

Llama la atención que sean tan sólo dos años de contrato en su fichaje.

Ahora mismo no lo recuerdo. No recuerdo muy bien el por qué, no te sabría decir. Yo siempre he estado acostumbrado a firmar año a año. He tenido casi todos los contratos de un año y, bueno, se dio la situación de dos, no sé si hubo posibilidad de tres, ahora lo desconozco, no me acuerdo. Pero bueno, son dos años y si estamos contentos ambos se seguirá, sino no se seguirá. Al final el fútbol es así. Son circunstancias, pero yo ahora mismo estoy súper contento.

¿Cómo lleva la competencia con Coke? Se nota que tienen buena química.

Al final el fútbol es competencia, siempre tienes un compañero. Coke es un gran tío, una gran persona, te lo hace todo fácil. Yo intento con mi compañero, igual que con los demás, tener una buena relación. Y con Coke es muy fácil porque él es una persona ejemplar dentro del vestuario por cómo es y cómo tira del carro. Luego como futbolista qué voy a decir. Sí que es verdad que yo pensaba que era otro tipo de jugador, creía que era más defensivo. Pero qué va, me ha sorprendido la facilidad que tiene para incorporarse, cómo se asocia. Estoy aprendiendo muchos gestos que él tiene de asociarse, de filtrar balones por dentro... La verdad que es una maravilla tenerlo de compañero y poder aprender de él.

En lo deportivo, se ha adueñado del carril del '2'.

Estoy muy contento. Está Coke de competencia y yo habría asimilado jugar, no jugar, jugar más o jugar menos. Porque al final de eso trata el fútbol, de acostumbrarte a la situación que te toca. Pero estoy muy contento y estoy intentando mejorar. Al final me vino la lesión en un momento que estaba bastante bien y nada, ahora volver a coger el ritmo, coger buenas sensaciones y la verdad que estoy muy contento por la confianza que me ha dado el míster.

Da la sensación que ha caído de pie en el equipo y es muy querido en el vestuario.

¿Quién yo? Pues no sé. Intento ser normal, hago bromas, intento aportar todo lo que puedo, intento que haya buen rollo dentro de la exigencia que hay y la verdad que estoy muy contento con todos los compañeros porque ellos también son grandes personas. Te hacen el día a día más fácil y me alegro de que piensen así.

Al final es un de los veteranos del vestuario.

Bueno, sí, tengo 30, pero en verdad experiencia en Primera tengo el año pasado y este. En cuanto a eso poco puedo ayudar. Puedo ayudar en cuanto a todo lo que he vivido en Segunda B, en Segunda... e intento transmitir esas experiencias a los compañeros y ayudar en el día a día. Al final he tenido compañeros que también con 30 me han ayudado a mí y yo intento ayudar a los demás.

Para ir acabando, estudió algo relacionado con la informática, ¿no?

Sí, estudié un grado medio de sistemas microinformáticos y redes. Me gustaba también por desentenderme del fútbol, pero lo dejé un poco apartado y ahora he empezado con el curso de entrenador. Que yo creo que con la edad me ha ido también llevando hacia ese terreno y a ver si me gusta o no. Me metí a informática porque era lo que me gustaba y por salir un poco del mundo del fúbtol, pero al final me el fútbol me ha tirado.

Llegas a la élite con 29 años. ¿Cómo valora ese proceso echando la vista atrás?

Lo he pensado mil veces. Porque al final ves mi situación del inicio, por todo lo que he pasado, de pensar incluso en dejar el fútbol muchas veces porque veía que iba a ningún lado y pensar 'si aunque lo deje voy a seguir jugando aunque sea amateur'. Al final eché todo al fútbol, porque es lo que me gustaba, y miras para atrás y al final lo he hecho todo de corazón, con sentimiento. No me he movido por otra cosa más que por el amor por el juego y lo que venga lo disfrutaré y lo que no, pues hasta aquí he llegado. Y al final pues mira, me han dado la posibilidad de llegar a Primera División. Ya el año pasado dije en Huesca que fue un sueño y lo sigo pensando. Y, aún ahora, sigo pensando que es un sueño para mí. Me veo jugando con los mejores. Tengo compañeros que los veía por la tele y me parecían unos grandísimos jugadores y ahora estoy con ellos. La verdad que estoy disfrutando muchísimo.