RACING

Cuatro equipos demostraron que sí se puede

El Córdoba de José Ramón Sandoval fue el último en salvarse teniendo menos de 21 puntos en la jornada 26. También lo lograron Girona, Poli Ejido y Logroñés.

Cuatro equipos demostraron que sí se puede

La situación del Racing, último a siete puntos de los puestos de salvación y con solo dos victorias después de 26 jornadas es casi desesperada. Es más, en la inmensa mayoría de los casos que un equipo ha estado con 21 puntos, o menos, a estas alturas en lo que ahora es LaLiga Smartbank ha acabado descendiendo. Pero no siempre.


Desde que en la campaña 97/98 la entonces Segunda División pasó a jugarse con 22 equipos ha habido cuatro clubes que lograron eludir el descenso partiendo de una situación incluso peor que la del Racing en la jornada 26. En todos los casos, además, hubo varios entrenadores.


El primero en lograrlo fue el Logroñés en la temporada 97/98, al que empezó entrenando Víctor Muñoz, suplió Martín y, por fin, Boronat en la jornada 24. Su remontada fue espectacular: de 17 puntos en la jornada 26 a acabar con 46 en la 18ª plaza. En aquel equipo jugaba Esteban Torre exjugador del Racing y padre de Pablo Torre, la gran promesa de la cantera racinguista.
En la 2001/02 lo logró el Poli Ejido. 20 puntos a estas alturas y 50 para acabar octavo en 18ª posición. Empezó con Tapia en el banquillo y le relevó Castro Santos en la 12ª.
Tres entrenadores tuvo el Girona de la 11/12, Agné, Josu Uribe y Javier Salamero a partir de la 32ª jornada. A estas alturas tenía 20 puntos y acabó con 49 en la 15º plaza.


Plusmarca. La remontada más sensacional de la categoría la firmó hace dos años el Córdoba de José Ramón Sandoval. Justo en estas fechas se convertía el madrileño en el cuarto entrenador del curso tras Carrión, Merino y Jorge Romero y en 16 jornadas fueron capaces de sumar ¡32 puntos!
Diez victorias, dos empates y cuatro derrotas para acabar, partiendo de 19 puntos a estas alturas, con 51 en la 16ª posición. Y eso que Sandoval empezó perdiendo en casa (1-2 con el Granada) el primero de los partidos que dirigió al Córdoba. Para cuatro al menos, sí se pudo. ¿Habrá un quinto?