REAL VALLADOLID

Alcaraz: "Cada partido tiene que ser una final; la primera, contra el Villarreal"

El mediocentro del Real Valladolid fija en 40 puntos la salvación y dice ver al equipo "en línea ascendente".

Valladolid
0
Alcaraz: "Cada partido tiene que ser una final; la primera, contra el Villarreal"
JOSÉ LUIS ROJÍ

La victoria del Real Valladolid en Mallorca fue un alivio, puesto que acabó con una racha de nueve partidos sin conseguirla después de merecer más. Así lo considera Rubén Alcaraz, como manifestó ante los medios de comunicación: "Todos lo estábamos deseando. En esa mala racha estuvimos más cerca de ganar que de empatar o perder. La victoria tenía que llegar, el equipo estaba convencido, y lo hizo en un partido importante".

Ese triunfo en Mallorca situó al equipo con más victorias fuera que en casa, aunque Alcaraz no cree que se trate de una dinámica en la que pensar. "Somos un equipo difícil de batir y lo hemos demostrado tanto en casa como fuera. Esta victoria ha sido fuera, pero en nuestra casa también podemos hacernos fuertes, estamos haciendo un buen juego y solo hay que esperar que lleguen los buenos resultados", aseveró.

Para él, el objetivo es claro: llegar "a los 40 puntos". "Nuestro objetivo es salvar la categoría. Es muy importante para todos consolidarnos en Primera, y el camino que estamos siguiendo es bueno, aunque hayamos pasado una mala racha, la línea es ascendente", cree el mediocentro.

La primera ocasión para acercarse es el duelo del sábado ante el Villarreal, en el que el catalán quiere que se vuelta a ser ese rival "difícil de batir" que le ha puesto "las cosas muy difíciles a los grandes en casa partido". A su modo de ver, "cada partido tiene que ser una final, y la primera tiene que ser contra el Villarreal", al margen de lo que depare después el calendario.

Antes, el cuadro amarillo tendrá que afrontar un nuevo choque de Copa del Rey, que Alcaraz verá, y en el que, entre risas, dijo que espera que pueda haber "cuatro o cinco prórrogas". No obstante, reiteró: "Tenemos que pensar en nosotros mismos y en ofrecer un buen nivel en nuestro estadio. Volver a ganar y darle una alegría a la afición es importante, porque ya le debemos una, y creo que lo vamos a conseguir".

En el apartado personal, el mediocentro está contento porque Sergio está dándole más minutos, aunque él prefiere "hablar en el campo y hacerlo lo mejor posible" para seguir jugando, sea con el sistema que sea, porque con todos deben "ir a muerte". No obstante, sí reconoció que el equipo está trabajando "en dar un pasito adelante y ser más agresivo en zonas de inicio del juego del rival, para poder robar más cerca de la portería", puesto que, opina, esta es "una de las claves" que permitirán estar "más cerca de ganar".