Las Palmas

El irreductible Javi Castellano

Antes del partido de Riazor encadenó 11 titularidades seguidas. En las 14 primeras jornadas había jugados solamente 65 minutos en tres partidos.

El irreductible Javi Castellano
Carlos Díaz-Recio

Estaba descartado antes incluso de empezar la pretemporada. Lo tenían claro Pepe Mel y los dirigentes de Las Palmas, que sin embargo le habían renovado por tres temporadas en el verano de 2018 tras consumarse el descenso a Segunda División. En aquella plantilla, como ahora, ya tenía mando en plazo Toni Otero, el secretario técnico. Sin embargo, Javi Castellano mostró un enorme empeño por sumar su novena temporada consecutiva en el primer equipo de Las Palmas junto a su hermano Dani. Así, en apenas tres meses pasó de estar fuera del equipo a convertirse en un futbolista imprescindible para Pepe Mel.

“Es un grandísimo profesional”, dijo recientemente el entrenador madrileño de este rudo y curtido mediocentro defensivo. Y eso que empezó este curso jugando a cuentagotas, pendiente de las migajas que dejaran Fabio o Galarreta, habituales en el doble pivote, e incluso Mauricio Lemos y alguna vez Timor. En las 14 primeras jornadas jugó apenas 65 minutos en solo tres partidos (Málaga, Almería y Deportivo). Pero el propio Fabio comenzó a tener problemas en la cadera y, desde la 15ª fecha liguera, no hay quien saque del equipo a Castellano.

Oportunidad. Una vez más, el ‘18’ amarillo supo aprovechar su oportunidad para no volver a caerse del equipo. Destacan de él su sapiencia en la toma de decisiones y su agudeza defensiva, aspectos clave de su posición en el campo.

Casi por imperativo legar, disfrutó de su primera titularidad el 9 de noviembre, en la 15ª jornada, ante el Alcorcón y en el EGC (1-1). Desde entonces, y sumando esta cita, encadenó 11 presencias seguidas en el equipo de salida, la última de ellas en el derbi canario, racha interrumpida en Riazor solo por acumulación de tarjetas. Ante el Cádiz jugará, una vez más, este irreductible de la Unión Deportiva.