ESPANYOL | CABRERA

"Mi situación en el Getafe era buena, pero esto es un desafío"

Cabrera, presentado con el Espanyol, asegura que se ha decidido "por el club en sí". Portará el dorsal 18, ya que Corchia ha recibido la baja por enfermedad de larga duración.

"Mi situación en el Getafe era buena, pero esto es un desafío"
Gorka Leiza

La noticia en la presentación de Leandro Cabrera como jugador del Espanyol, una vez depositados ante LaLiga los nueve millones de su cláusula de rescisión y firmado hasta 2024, estuvo en que portará el 18. Un dorsal que pertenecía hasta ahora Sébastien Corchia, que recibe la baja federativa por larga enfermedad de acuerdo con el Sevilla, desde el que el francés está cedido.

De Cabrera destaca que cambia el Getafe, que ocupa plazas europeas, por un Espanyol que es colista. "Mi situación en el Getafe era muy buena, pero esto me lo tomo como un desafío, un reto. Es uno de los pasos más importantes de mi carrera, me lo tomo en serio, y sin ningún temor decidí venir", razonó el central en el RCDE Stadium. Y añadió: "El punto fuerte fue el Espanyol en sí. Es una institución muy grande, con mucha historia y con mucho peso. Con una afición que ayer mismo demostró lo comprometida que está con el equipo. Y con un proyecto a largo plazo que seduce mucho".

"El club está haciendo un gran esfuerzo por sacar esta situación adelante. Espero responder desde el primer día. Ya tuve la suerte de conocer a mis compañeros, y transmiten optimismo y buenas energías. Eso se necesita para sacar esto adelante. A partir de ahora soy un perico más. Estoy muy agradecido y deseando ayudar al equipo", relató el uruguayo, quien consideró que "por encima de cualquier cualidad técnica está la capacidad de sacrificio y de competir en cada momento. En el equipo veo una altísima calidad, lo único que vengo a hacer es a aportar agresividad, competitividad, ser un apoyo dentro y fuera de la cancha".

"Si hoy no llego a ver la clasificación, al ver el vestuario no diría que este equipo está tan abajo. Se palpa un ambiente positivo, una armonía tremenda entre todos", resaltó. "No sé cómo eran las semanas anteriores, pero hoy quedé sorprendido para bien de los felices que estaban por la importante victoria de ayer. Puede ser uno de los retos más difíciles de uno de los equipos de LaLiga, pero la actitud me hizo reafirmarme en que tomé una buena decisión", insitió Cabrera.

Aseguró asimismo que el viernes jugó aún con la camiseta del Getafe, contra el Leganés, "como un profesional. Como hay que afrontarlo. Desde que decidí que quería ser futbolista, sabía que tengo que estar con mi equipo desde el primer día hasta el último. Ningún compañero sabía de mi situación. Mi compromiso con el Getafe fue del primer día al último. Estoy orgulloso de haber pertenecido a ese club", sentenció, antes de especificar que se siente "más cómodo como central. Pero cuando he tenido que jugar de lateral no me da alergia. A parte de despejar balones, también sienta muy bien de vez en cuando marcar un gol".