BARCELONA | SETIÉN

Setién: "El viento del norte que traigo estará ahí cada día"

"Esto es maravilloso, un regalo y pienso aprovecharlo hasta que me vaya. La exigencia a mí no me la impone el club, me la impongo yo".

Quique Setién habló en la previa del Barça-Granada, el partido que supondrá su debut como entrenador del Barcelona. Estas fueron sus opiniones.

-El Granada es uno de los pocos equipos que ganó al Barça en la primera vuelta.

-Supongo que ellos querrán repetir el partido ese que les fue muy bien. Es posible que ellos den el nivel que dieron allí, que fue muy alto. Esperamos al mejor rival posible. Hay que ponerse en situación. Entiendo que nos va a poner las cosas difíciles y que no será un partido fácil. Como todos. Fácil se podrá ganar alguna vez, pero no siempre.

-¿Debemos esperar muchos cambios?

-La semana ha ido francamente bien. Ha ido mucho mejor de lo que esperaba porque cuando te presentas en un nuevo equipo, siempre tienes incertidumbre en cómo te vas a responder. Me ha sorprendido ver la actitud que ha habido para trabajar, para aceptar alguno de los cambios que cada entrenador propone cuando llega a un sitio y estoy muy contento de todo. Del trabajo, de la capacidad que tienen para entender cualquier cosa que le dices. Ha sido todo maravilloso.

-Le hemos visto charlar mucho con Messi. Cómo ha sido el recibimiento del argentino y cuál es su predisposición.

-Es cierto que he hablado con Leo, como con todos los jugadores. Pero he hablado con él igual que con Piqué, con Neto. No vamos a negar que es un jugador especial. Con todos he tenido una conversación en algún momento. Esto será lo habitual. Me gusta cambiar impresiones con los jugadores, saber qué piensan, debatir sobre lo que le proponemos. Hoy ha habido una cosa con Arturo que hemos explicado en el vestuario y luego lo ha aplicado en el entrenamiento. El feedback que tenemos que tener con ellos debe ser absoluto.

-Una de las cosas que ha sorprendido es que ha contado ya con Riqui Puig en los entrenamientos.

-Con respecto a Riqui y a todos los jugadores del filial, desde luego que la opinión que tengo es que tengo que ir conociéndolos. Conozco a la mayoría pero no íntimamente. Riqui es un grandísimo jugador como grandes jugadores hay en el filial. Opciones las van a tener todos. Es cierto que por circunstancias ha entrenado esta semana con nosotros y la semana que viene podría ser otro. No me fijo en los nombres sino en lo que me aportan en los entrenamientos. Quizá algún día os sorprenda que un día aparezca un jugador del filial y se ponga a jugar.

-¿Hay suficiente plantilla o necesita refuerzos?

-Como ya dije el otro día, es pronto para tomar decisiones. Me gusta pensar las cosas, no moverme a impulsos. La posibilidad que usted plantea a veces depende de la suerte. Si tienes alguna lesión y te vas a proteger. Nos hemos dado un margen para hablar de fichajes y estamos en ellos.

-Usted ha sido bien recibido, pero la destitución de Valverde se ha visto algo extraña. ¿Esa unanimidad le ha incomodado?

-Mira, desde que nosotros los entrenadores elegimos esta profesión sabemos que es una profesión de riesgo y estamos preparado para lo que venga. Que sea justo o injusto, no nos compete. Uno se centra en lo que se tiene que centrar, que es en trabajar, y esperar que las cosas vayan bien. La interpretación de lo demás no lo podemos controlar. No somos los que decidimos.

-Dice usted que todo es maravilloso pero dice que el vestuario está acomodado. ¿Se ha encontrado una buena predisposición de los jugadores?

-la cuestión está en que yo no tengo una perspectiva de lo que se ha trabajado aquí en los últimos años. Yo no sé qué se trabajaba aquí, tampoco me preocupa porque no es asunto mío. Lo que propongo cuando llego a algún sitio es empezar a darles las pautas que a mí me interesa y que trataré de integrar en su cerebro para que todo salga como queremos. Nosotros proponemos cosas que tiene que ir asimilando. Vamos a ver en qué medida podemos hacer que se vea rápido en el terreno de juego. Eso nos va a dar la referencia. Quiero ver si podemos ver en los partidos lo que le explicamos en los entrenamientos. Ese es el camino. Pero no vamos a tener una referencia clara hasta que pasen unos partidos. Si lo entienden o te dicen sólo sí, sí míster.

¿Ya ha asumido que de verdad es el entrenador del Barcelona?

Nunca me llamó un grande. Creo que todo tiene un proceso en esta vida y la verdad es que pienso de manera humilde, sé lo que cuesta conseguir las cosas. Me considero absolutamente válido pero sé que eso no es suficiente a veces. La realidad es que, para mí, ha sido un regalo inesperado. Que lo voy a aprovechar hasta que me tenga que ir. Y voy a tratar de hacer lo mismo y ponerle el mismo entusiasmo para que las cosas nos salgan bien. A veces me cuesta. Me despierto y digo hostia: voy a entrenar a estos jugadores. No se puede estar en un sitio mejor, esa es la realidad.

Antes hizo una referencia a Arturo Vidal. ¿Qué rol le reserva?

Hoy les he dicho, cuando hemos jugado un rato, que las alineaciones de los dos equipos no tienen que ver con la que va a ser mañana. Que nadie saque conclusiones. Todos tienen opciones de jugar. Hay jugadores con jerarquía que están en un escalón superior pero me gustaría que todos pensaran que hay que ganarse el puesto cada día. El que no juegue pues igual tiene que esperar y hablaré con él. Pero esto es el día a día. Por eso a veces no me gusta hablar de jugadores en concreto.

Valverde decía que su virtud era que no era muy ordenada. En su juego, ¿qué tipo de rol puede tener Vidal? ¿Está bien que no sea ordenado?

Sin ceñirme a ningún jugador en concreto, la damos mucha importancia al orden. Hay jugadores que tienden a desordenarse, no sólo Arturo sino más. Necesitamos que haya un equilibrio porque tienes que tener orden para atacar y para defender. En los jugadores que consideremos que hay que enseñarle imágenes, lo iremos haciendo. Forma parte de entender esto.

Abel Ruiz también ha entrenado estos días. ¿Es partidario de que siga?

Estas preguntas todavía no las puedo contestar. Es que no me sé las respuestas. Todo depende de lo que me entre por los ojos. Las circunstancias personales de cada uno son asuntos que no me competen.

¿Ve al Barça jugando con falso nueve?

Está bien que haya dado tantas opciones porque todas son válidas. Perfectamente.

-¿Le ve en el rol de delantero centro a Griezmann?

-Cualquier propuesta que le hagamos a cualquier jugador la admitirá con entusiasmo. La ausencia de Luis es un problema porque es uno de los mejores jugadores del mundo y eso es un problema, pero trataremos de minimizar su ausencia aprovechando a otros jugadores.

¿Qué preferiría mañana, ganar jugando mal o perder jugando bien?

Siempre quiero ganar. Si gano jugando mal no me iré contento para casa y jamás le diré a los futbolistas que el resultado me vale. Todos somos listos y capaces de entender que si juega bien tiene más opciones de ganar. Esa es mi explicación. Procuraré siempre que mi equipo juegue bien porque así tiene más opciones de ganar.

-Más allá del club, ¿ha notado entre la afición que se le recibe con expectativa por su discurso y su radicalidad y cómo quiere devolver el fútbol al Barça?

-No he tenido tiempo en fijarme mucho en lo que dicen. Es verdad que hay gente del club, los de prensa, que parece que he caído bien por cómo entiendo el juego. Pero no he tenido tiempo. Tengo 700 mensajes sin contestar. No doy para todo y no me quiero distraer con cosas porque lo importante es el trabajo que hagamos.

-¿A un cruyffista como usted le hace ilusión debutar contra el Granada?

-Curioso. Me hace muchísima ilusión. Estamos deseando que llegue el primer partido. Me suelo ir contento de los sitios. Mi recorrido en el Barcelona. Habrá momentos difíciles sin duda pero el estado de ánimo interior que uno trae, ese viento del norte que uno ha padecido, eso estará ahí cada día.

¿Qué Barça nos debemos imaginar?

Espero que sea un Barça no sobresxcitado pero sí con un estímulo importante para poner en práctica lo que hemos trabajado durante la semana. Esto se va a notar y espero que no sea cosa de un día. Es verdad que luego me gustaría que las cosas que hagamos bien, se mantengan en el tiempo. No quiero que pasemos las fases estas de ver las cosas cómodas. Quiero que los estímulos que los jugadores han recibido se mantengan en el tiempo.

¿Para usted supone una presión coger el equipo líder?

Aquí la exigencia es absoluta, no hay vuelta atrás. Estés el primero o quinto, tienes que pelear por ganar todo. Es el ADN de este club y la verdad que lo único que comentaba es que no es habitual que un equipo llegue a mitad de temporada a un equipo que está líder.

¿Ha llegado al club más exigente del mundo porque no sólo vale ganar?

La exigencia a mí no me la impone el club, me la impongo yo. Yo ya sé dónde estoy, pero no me van a tener que llamar la atención porque voy a venir cada mañana a trabajar con ganas y a decirle a los jugadores que hay que ganar. No voy a sentir la presión esa. La siento conmigo mismo. Trataré de aislarme de muchas cosas para evitar descentrarme y sufrir un desgaste que no me va a ayudar. Para lo importante es que es entrenar. Sé que voy a recibir críticas, gane o pierda. Tengo que estar pendiente de convencer a mis futbolistas y ver lo que hemos trabajado.

Messi llegó a decir que Arthur tiene cosas de Xavi. ¿Puede ser un jugador clave?

Arthur es un jugador extraordinario que entiende todo. Y como decía de Arturo, todos los jugadores que hay aquí son extraordinarios. A mí donde se me va a reconocer el trabajo es cuando la inmensa mayoría de los jugadores den lo mejor de sí mismos.

¿Por qué hacer el rondo?

Les he dicho que llevo seis meses sin tocar el balón pero que moy a ir a más. Me gusta mucho participar, pero siento el fútbol desde dentro. Me gusta estar en el campo, sentirles, transmitirles los sentimientos que tú tienes. Participar en los rondos. Me siento uno de ellos. Sé los años que tengo pero necesito esa energía para sentirme bien.

-¿Hay ADN Barça?

-Todos sabemos el significado del ADN del Barça, pero vosotros no sabéis de lo que son capaces ellos o ni ellos son capaces de lo que pueden hacer en contextos adecuados. Si el jugador es receptivo y pone ganas en aprender, os podríais sorprender de lo que son capaces. Hay mucha gente que se supera a sí mismo. Sólo hay que tener la voluntad para aprender.