RACING

Rebelión a bordo en el Rayo Cantabria

También el filial del Racing está en crisis: cinco jugadores han pedido la baja y el centrocampista Faouzi se ha declarado en rebeldía y se niega a entrenar

Rebelión a bordo en el Rayo Cantabria
NACHO CUBERO DIARIO AS

La debacle deportiva en el Racing viene acompañada de una crisis existencial en el Rayo Cantabria, el equipo filial. Hasta cinco jugadores, Puras, Faouzi, Jerín, Dani Gómez y Gabi Fernández, han pedido la baja y uno de ellos, Faouzi, se ha declarado en rebeldía y se niega a entrenar y jugar desde el pasado miércoles. De momento, el único que ha salido es Gabi, hijo del exracinguista Luis Fernández, que ha fichado por la Cultural de Guarnizo.


La mayoría de la plantilla se siente abandonada por el club, creen que no cuentan para el primer equipo y no ven recompensa a cobrar menos que en el resto de equipos punteros de Tercera y, además, entrenar por la mañana, sacrificando estudios y trabajos.


La imagen del miércoles pasado lo dice todo: mientras el primer equipo entrenaba ocupando los dos campos de hierba natural con 28 jugadores, ellos, en hierba artificial en el campo nº3, eran 13 y no tenían ningún portero.