GIRONA

Stuani, rey del gol... y de Montilivi

El delantero del Girona es el pichichi incontestable de Segunda con 18 tantos. La afición rojiblanca le alaba y es que ha firmado nueve de los últimos diez goles de su equipo en casa.

Stuani, rey del gol... y de Montilivi
EDDY KELELE DIARIO AS

Si hay un jugador que no deja lugar a las dudas es Cristhian Stuani. En uno de los peores momentos de la temporada para el Girona, el delantero uruguayo volvió a emerger y lideró el triunfo del conjunto gerundense ante el Extremadura (3-1). Firmó un doblete, Aday ayudó también con su gran tanto de falta directa, y el equipo rojiblanco acabó con la racha de tres derrotas seguidas y regresa a los puestos de playoff (el ascenso directo a Primera lo vislumbran a ocho puntos). Stuani tiene encandilada a la afición rojiblanca y contar con él es uno de los motivos por los que se considera al Girona un candidato a subir. Es el rey del gol en la categoría de plata del fútbol español y de Montilivi.

Motivos hay de sobra para ello porque demuestra su compromiso con el Girona jornada tras jornada. En verano optó por seguir en Segunda para liderar el proyecto y en lo que se lleva de curso ya suma 18 tantos. Y ha participado en 19 encuentros. Su media anotadora es para enmarcar, ningún otro jugador de la categoría logra aguantarle el ritmo, y es que ya ha firmado dos hat-tricks (ante Rayo Vallecano y Lugo) y dos dobletes (contra Fuenlabrada y Extremadura). Es capital para el Girona y su idilio con Montilivi es increíble. De los últimos diez goles que ha logrado el Girona en su estadio, nueve han llevado el sello de Stuani. Y hay más, porque de los 18 tantos que suma esta temporada el punta, solo cuatro han llegado a domicilio y 14 han sido en el feudo rojiblanco. De ahí que en parte también se explique el mal fario que acumula el Girona fuera de casa, donde solo ha logrado ocho puntos en 11 partidos, porque sin sus goles el equipo no sabe ganar.

Stuani está pulverizando todos los registros y en Girona no hay dudas de que dará caza a su techo anotador en Segunda, que fueron los 22 que logró con el Albacete la campaña 2009-10. De momento, está a tan solo un tanto de igualar su cifra del curso pasado en Primera (19). El uruguayo está escribiendo con letras de oro su paso por Girona y hace tiempo que ha acabado con los adjetivos para definirle.