REAL MADRID

La medular blanca de los 95,5M€ salió reforzada de Arabia

El quinteto formado por Casemiro, Valverde, Modric, Kroos e Isco fue titular en ambos partidos y gana enteros para ser opción en las grandes citas.

Fue la Supercopa de España de Courtois y sus paradas en la final; del sacrificio final de Valverde para mantener con vida a los suyos con esa roja directa tras 'cazar' a Morata; de Ramos marcando el penalti decisivo pese a un evidente esguince en su tobillo derecho; y del 4-5-1 con el que Zidane se sobrepuso a sus muchas bajas (Hazard, Benzema, Bale, Asensio...) para domar el juego y terminar alzando el título. Funcionó de perlas ante el Valencia, con menos brillo contra el Atleti pero aun así, dando una seguridad al Madrid con balón que es el punto de partido para todo lo que pueda venir por delante. En Arabia Saudí, la media de los 95,5 millones de euros se ganó un sitio en la mente de Zizou de cara a los grandes partidos de lo que resta de curso.

Un mediocampo, el formado por Casemiro, Modric, Isco, Kroos y Valverde, que le ha dado no pocas alegrías al Real Madrid a muy bajo coste; los tres primeros han estado presentes en las cuatro Champions League ganadas desde 2014; el alemán, en las tres últimas; y sólo el uruguayo se ha perdida esa edad dorada, pero a su edad (apenas 21 años) lo suyo no son los títulos ganados, sino los que están por alzar. El coste combinado de los cinco para que el Madrid se hiciese con sus servicios no llega a los 100 millones: Isco y Modric costaron 30 cada uno, Kroos 25, Casemiro 5,5 y Valverde, sólo 5. Hoy por hoy, según Transfermarkt, el valor del quinteto asciende a 245 millones.

Los cinco, especialmente Casemiro y Valverde, son ejemplo perfecto de la política que el Real Madrid viene trazando desde hace ya casi una década: firmar talento joven a bajo coste con la esperanza de desarrollarlo bajo el enorme paraguas del club blanco, aprovechando también las cesiones para que ganen experiencia. Sin ir más lejos, al Madrid le pedían el pasado verano para sentarse a hablar por Pogba 180 millones; el doble de lo invertido en sus cinco hombres de la Supercopa árabe. Los cinco en conjunto han sido más baratos que otros centrocampistas traspasados en los últimos años como Coutinho (160 millones) o Pogba (105).

James, el que falta por entrar

Son seis los centrocampistas de la plantilla del Real Madrid y Zidane ya ha conseguido llevar a cinco de ellos hasta su mejor nivel; sólo falta James Rodríguez, precisamente el único de los ellos por el que se hizo un desembolso de categoría galáctica (75 millones de euros al Mónaco en 2014). El colombiano no contaba, pero al final se quedó y Zidane empezó utilizándole bastante, pero su caída de rendimiento y las lesiones le han apartado del buen momento del equipo. Ante el Sevilla, partido en el que Valverde no jugará por su expulsión en la final de la Supercopa, el colombiano tiene opciones de disfrutar de minutos, en el once o en el segundo tiempo.