ALAVÉS

La salida de Sivera provoca que el club contacte con el Levante para interesarse por la situación de Oier Olazábal

Hoy ha sido presentado Camarasa y mañana le tocará el turno al joven Ismael Rodríguez, cedido por el Real Betis en Vitoria.

Oier Olazabal, en acción con el Levante.
GABRIEL BOUYS AFP

Antonio Sivera pidió al Alavés salir en el mercado invernal porque ya se le hacía muy cuesta arriba penar como suplente a la sombra de Fernando Pacheco. La temprana eliminación copera del 17 de diciembre ante el Jaén precipitó los acontecimientos. Estaba claro que no tendría minutos ni en el torneo del KO por lo que suplicó a Sergio Fernández, Director Deportivo, que le permitiera hacer las maletas.

La opción del Almería parecía una buena operación para los albiazules. Se trata de una cesión hasta final de temporada con opción obligatoria de compra si los andaluces suben a Primera. Dependiendo de algunos factores (minutos jugados, objetivos cumplidos...) el Alavés podría ingresar entre 5 y 7 millones de euros en la operación. Eso o recuperar a un gran portero para su plantilla. El Valencia está ya fuera de los posibles movimientos con el alicantino y eso que mantenía una opción de recompra cada verano.

Por ahora, oficialmente, se apuesta por Aritz Castro (guardameta del filial de Segunda B) para ser el segundo de Pacheco pero es obvio que se está sondeando el mercado en busca de un jugador veterano tipo Gorka Iraizoz o de un chaval joven con algo de experiencia y que pueda aguantar el tirón de estar de segundo del portero pacense en el Deportivo Alavés. Y Fernández ha puesto sus ojos en el suplente del Levante.

Y eso que Oier Olazábal volverá a estar un tiempo de baja esta temporada. Es la segunda lesión que sufre el guardameta irundarra en el presente curso, en este caso una rotura grado 1 en el cuadrado crural. El tiempo de baja está supeditado a la evolución del jugador. El portero no haría ascos a jugar cerca de su casa si se cerrara un acuerdo con unas condiciones que le pudieran satisfacer.

Oier, suplente en LaLiga y titular en Copa, tuvo que retirarse en el minuto 22 de juego en el torneo del KO en Jaén por unas molestias musculares, dejando su lugar en el campo a Aitor Fernández que, a la postre, sería decisivo con sus intervenciones desde los once metros para superar la ronda copera. Mala fortuna para el guardameta guipuzcoano cuando tenía una buena ocasión para demostrar su valía.

En el mes de octubre, el arquero vasco tuvo que parar por alrededor de un mes por una bursitis preaquilea en el tobillo derecho. Ahora, una nueva lesión le vuelve a frenar por un tiempo parecido. Veremos si continúa en la entidad granota o si da el salto a Vitoria aunque, en ambos casos, parece que su destino sería ser suplente. Los dos equipos se enfrentan, precisamente, este sábado a la 1 de la tarde en Valencia.