VILLARREAL

Villarreal: Iborra, algo más que un refuerzo un año después

El centrocampista valenciano es vital para Calleja. Desde que llegó, el Submarino ha pasado de un 16% de victorias a un 44%.

Villarreal: Iborra, algo más que un refuerzo un año después
AMAIA ZABALO DIARIO AS

Hace un año más o menos, debutaba Vicente Iborra en el Villarreal en su primer partido oficial. El centrocampista valenciano llegaba a un equipo tocado, un equipo que necesitaba de una gran reacción para salir de la situación en la que se habían metido. Necesitaba carácter.

Por ello, el club apostó por Vicente Iborra, pagando diez millones de euros al Leicester, siendo una apuesta notable a esas alturas de campeonato. El jugador debutaba un 9 de enero en el Estadio de la Cerámica, en un partido de Copa del Rey frente al Espanyol que acabó con empate a dos goles; para debutar el 12 de enero en LaLiga frente al Getafe con una derrota por un gol a dos.

Doce meses después, Iborra es ya un referente en el equipo. Un jugador clave en el campo y en el vestuario. El centrocampista es ya intocable para Javier Calleja, siendo junto a Gerard Moreno el único jugador que no ha perdido la titularidad en estos doce meses de competición. Mientras que de puertas para dentro ya ejerce de referente, ya que aunque no lleva el brazalete de capitán, es uno de los pesos pesados del vestuario.

Pero lo más importante de este año de Iborra, es ver los registros del equipo desde su llegada y los números que había antes de la misma. Valga como dato que desde que llegó al equipo, se ha pasado de tener un 16% de victorias a arrojar un 44% de triunfos; lo que significa triplicar los partidos ganados.

Así, con Iborra en el equipo se ganan el 43% de los partidos, se empatan el 24% de los partidos, y sólo se pierden el 33% de los mismos. Mientras que la temporada pasada el equipo hizo una primera vuelta con un 16% de victorias, un 44% de empates y un 40% de derrotas.

Además, Iborra es el jugador con mayor presencia en el juego defensivo de su equipo, es el jugador que más balones roba 29 esta temporada y 20 el medio año anterior, y uno de los que más balones aéreos gana pugnando con Raúl Albiol por ese registro, lo que le hace ser imprescindible en el medio del campo y en el equilibrio del equipo.

Un activo fundamental en el esquema de Calleja, que permite al resto desarollar sus cualidades mientras él apaga fuegos en la medular y, además, es siempre una presencia en ataque gracias a su físico.