RACING

Oficial: Papu ya es jugador del Racing hasta final de temporada

El Zaragoza hace oficial la cesión del mediapunta georgiano una vez que los cántabros aceptaron la penalización para el caso de que no lo juegue casi todo

Oficial: Papu ya es jugador del Racing hasta final de temporada
Real Racing Club

Giorgi Papunashvili, de 24 años, tiene una difícil misión para los próximos cinco meses: intentar ayudar a que el Racing eluda el descenso de categoría. El Real Zaragoza y el club cántabro anunciaron de manera simultánea la cesión, adelantada por AS el pasado 2 de enero, del mediapunta georgiano hasta final de temporada. Al final, ha sido el jugador el que ha elegido ya que tenía sobre la mesa las ofertas del Racing y del Extremadura.

La operación ha estado muy cerca de naufragar ya que, tras tener un acuerdo con el jugador, el Racing se negó a aceptar una cláusula de penalización económica para el caso de que Papu no juegue casi todo hasta el final de LaLiga Smartbank, 15 partidos. Hay que tener en cuenta que solo restan 20 jornadas pero de las que hay que descontar el duelo frente al Zaragoza que se jugará en El Sardinero, ya que Chuti Molina no solo ha aceptado la penalización por partidos sino que también ha firmado la cláusula del miedo por lo que Cristóbal Parralo no podrá contar con su nuevo jugador en el partido del 1 de marzo.

Papu es zurdo, tiene mucha calidad, es todo un ídolo en su país y puede jugar tanto de extremo en banda derecha, jugando a pie cambiado, o como mediapunta. Durante las conversaciones entre ambos clubes, el director deportivo maño, Lalo Arantegui, ha insistido a su homólogo racinguista, Chuti Molina, de que el Zaragoza prefiere que juegue por dentro. Otra cosa es el acomodo que le encuentre Cristóbal ya que en las dos posiciones en las que se desenvuelve en nuevo fichaje es donde juegan habitualmente Yoda y Cejudo, los dos máximos goleadores y asistentes del Racing. De hecho, parecía mucho más urgente contratar un delantero centro nato que otro mediapunta. En cualquier caso, la clase de Papu es indiscutible y Chuti Molina quedó prendado de sus cualidades desde que le vio marcar un hat-trick al Albacete en mayo de 2018.