Las Palmas

La Unión Deportiva afronta un maratón con lo puesto

Podría jugar hasta siete partidos con la enfermería llena. Álvaro Lemos, que regresó hoy al grupo, y Rubén Castro andan buscando ritmo competitivo.

La Unión Deportiva afronta un maratón con lo puesto
Carlos Diaz-Recio DIARIO AS

Hay cuestas y cuestas, pocas tan empinadas con la de enero, lo mismo en la vida que en la Unión Deportiva Las Palmas. A la formación grancanaria, entre liga y Copa del Rey, le podrían esperar 6 partidos hasta que acabe el mes, 7 contando el jugado el sábado en Fuenlabrada. Se imponen, claro, las rotaciones, especialmente en un torneo más del KO que nunca, a partido único hasta las semifinales. Pero no las tiene todas consigo Pepe Mel.

Ocurre que, desde que la pretemporada acaso amanecía, en la enfermería de la UD siempre hubo trabajo extra. Y ahora, cuando la carga de partidos más plantilla te exige, tampoco es que le de un respiro. En los últimos días se han sucedido los regresos a los entrenamientos de Álvaro Lemos (ayer) y Rubén Castro (miércoles). Pero también se confirmaron las ausencias de Narváez (4-6 semanas( y Cedrés (3-4 meses). Unos por otros.

Merma. Se conoce que, para afrontar lo que queda de la empinada cuesta de enero, Pepe Mel cuenta con una notable merma de efectivos. A la espera de que Castro y Lemos tenga el alta médica para competir, los médicos y fisioterapeutas del club tienen trabajo extra con los mencionados Narváez y Cedrés más Drolé, Dani Castellano, Raúl Fernández e Íñigo Ruiz de Galarreta. Toca tirar del filial.

Tampoco se puede contar con Mauricio Lemos, que no ha vuelto de Uruguay por problemas burocráticos. En cualquier caso, no contaba para Mel, que lo pidió insistentemente en pretemporada. Un caso perdido al que se le podría dar salida muy pronto.