MALLORCA

El Mallorca ha utilizado en la primera vuelta a cinco jugadores en el lateral izquierdo

La marcha de Estupiñán a Osasuna ha convertido esa posición en la más inestable del equipo en la primera vuelta del campeonato.

0
El Mallorca ha utilizado en la primera vuelta a cinco jugadores en el lateral izquierdo
MIQUEL A. BORRAS DIARIO AS

Uno de los talones de Aquiles del Real Mallorca en la presente temporada está siendo el lateral izquierdo. La marcha de Estupiñán a Osasuna ha convertido esa posición en la más inestable del equipo en la primera vuelta del campeonato.

Tras la marcha del ecuatoriano y también la de Salva Ruiz cedido con una cláusula de retorno al acabar la pasada campaña, el equipo buscó en el mercado y se hizo primero con el ghanés Lumor Agbenyenu y después, pasadas las primeras jornadas con su compatriota Rahman Baba.

En las tres primeras jornadas jugó Lumor ofreciendo un rendimiento discreto. Las dos siguientes fueron para Rahman Baba que en el segundo partido se retiró lesionado en una rodilla, lesión que le tuvo apartado del equipo dos meses.

A partir de ahí, entre la lesión de uno y el bajo rendimiento del otro, el técnico Vicente Moreno opta por situar, a pierna cambiada, a uno de los dos laterales diestros de la plantilla y según el partido el elegido es Fran Gámez o Joan Sastre.

Tanto es así que incluso el lateral zurdo natural, Lumor, se queda en el banquillo jugando un diestro. Partidos después regresa Lumor cuyo rendimiento ofrece altibajos. Rahman Baba juega en Copa contra El Álamo pero el temor a una recaída le deja de nuevo fuera de las listas de convocados y el último inquilino del lateral zurdo ha sido el extremo atacante, Lago Junior, adaptado a esa posición como carrilero en el partido jugado en Granada con un cambio de sistema pues Moreno inició el partido con tres centrales y dos carriles largos en las bandas con el izquierdo para el citado Lago Junior. 

Que el Mallorca necesita un goleador lo sabe todo el mundo, que precisa de un extremo diestro también, pero de lo que no cabe duda es que por unas causas o por otras, es prioritaria la contratación de un lateral izquierdo específico.