ITALIA

Ibra ha vuelto a Milán: "Esta es mi casa, vengo para ayudar"

El sueco se sometió a las pruebas médicas y firmó el contrato de seis meses con opción a un año más. Un centenar de tifosi le esperó en el aeropuerto de Linate.

El Milán acogió este jueves el regreso del que debe ser su salvador: Zlatan Ibrahimovic llegó con un avión privado a las 11 y media de la mañana al aeropuerto de Linate, donde un centenar de hinchas le esperó con una ilusión que el lado rossonero de la ciudad llevaba demasiado tiempo sin vivir. “Estoy contento y emocionado”, afirmó el punta nada más pisar suelo italiano, "siempre dije que esta era mi casa y ya estoy aquí. Esperadme en San Siro, quiero que bote como antes".

750
901
884
Ver galería

La llegada de Ibrahimovic a Milán en imágenes

El avión en el que llegó el sueco al aeropuerto de Linate (Milán).

Aficionados del Milan esperan fuera del aeropuerto de Linate (Milán) la llegada del futbolista sueco.

Salida del futbolista sueco del aeropuerto rodeado de gran expectación. .

1 / 3

Le recibió el directivo Zvonimir Boban, uno de los protagonistas de la operación, obligado a bajar del coche que llevaba al sueco para pedir a los tifosi que le dejaran marchar. El futbolista, luego, se dirigió a la clínica 'La Madonnina', donde pasó el reconocimiento médico, y a las cuatro y media de la tarde conoció 'Casa Milán', la sede de la entidad inaugurada en 2014. Ahí firmó su contrato de seis meses, con una opción para un año más que será automática disputando el 50 % de los partidos de aquí al final de la temporada: su sueldo será de 3.5 millones de euros netos hasta junio (con un bonus de 500.000 euros si el equipo se clasifica a una competición europea), y de 6 millones netos más variables a partir del próximo curso.

Tras la firma, Ibrahimovic posó por primera vez con su nueva camiseta: llevará el dorsal 21, que ya utilizó en el Mundial 2002 con Suecia y que, según él mismo contó, eligió su hijo mayor cuando vio todos los números que estaban disponibles. "Mi objetivo es ayudar el club a mejorar su situación", afirmó a 'Milan TV', "en las últimas dos semanas hablé más con Boban y Maldini que con mi mujer, pero todo ha ido bien. Individualmente quiero hacerlo lo mejor posible".

El ex del Barça se ha mostrado en gran forma física y le quiso dar una señal muy fuerte a Stefano Pioli: tras una charla con su nuevo técnico, el delantero se entrenó en la ciudad deportiva de Milanello, última etapa del día, durante 45 minutos, a pesar de que la sesión no estuviera programada. Zlatan tiene prisa: dentro de tres días hay el Milán-Sampdoria y si salir de inicio parece imposible (no juega desde finales de octubre), su intención es tener minutos a lo largo del partido.

Todavía no ha quedado claro si el entrenador lo utilizará en un 4-3-3 o en pareja con Piatek, pero no hay dudas sobre sus ganas de volver a ser protagonista en la Serie A. En la mañana de este viernes tendrá lugar una multitudinaria presentación ante la prensa, que será televisada en directo: el Milán, que marcha décimo en el campeonato, en estos días está volviendo a sentirse, mediáticamente, como en sus mejores años. A partir del lunes, con el 'efecto Zlatan', deberá demostrarlo en el césped.