REAL MADRID

Asensio no para ni en el Caribe

El balear trabaja en vacaciones con el objetivo de volver cuanto antes y estar en la Eurocopa. Sigue con su plan de marcarse objetivos semanales.

Asensio no para ni en el Caribe
RRSS MARCO ASENSIO

Marco Asensio comienza a ver la luz al final del túnel. Después de que el doctor Manuel Leyes le operara su rodilla izquierda en la Clínica Cemtro de Madrid el pasado 7 de agosto, llegaron meses muy duros para el futbolista balear, con sesiones de ocho horas en Valdebebas donde avanzaba muy lentamente.

Sin embargo, a partir del tercer mes de recuperación (desde noviembre) comenzó una fase de la recuperación que se hace mucho más llevadera. Es ahí donde se comienza a pisar el césped, a correr y donde los avances diarios se aprecian más. En esa etapa se encuentra ahora Asensio, que no descuida sus horas de trabajo diario ni en vacaciones. En Navidad, el balear desconecta en Punta Cana junto a su pareja, su hermano Igor y varios amigos, pero todos los días reserva varias horas para realizar los ejercicios que le han marcado los recuperadores con los que trabaja cada día en Valdebebas. Lo quiso hacer público colgando en su Instagram varios de esos ejercicios.

Asensio pactó un método con el doctor Leyes después de la operación: marcarse plazos semana a semana. Al final de cada una de ellas hacen balance y analizan si han cumplido los objetivos marcados en esos siete días. El motivo es que no quieren marcar una fecha concreta para volver a jugar que provoque frustración si no se cumplen los plazos o precipitación para cumplirlos.

Lo que sí tiene claro Marco es que quiere estar en la Eurocopa del próximo verano con España. El balear ha sido un fijo durante toda la fase de clasificación hasta que se lesionó y quiere acudir a la cita. Cuenta con la confianza de Luis Enrique, que le esperará hasta el último momento.

Para estar en la Eurocopa, Asensio es consciente de que tiene que jugar primero varios meses en el Madrid. Su objetivo, no obstante, es reaparecer cuando se sienta al 100%. No quiere volver al equipo para entrar poco a poco, sino que se machaca en largas sesiones para luchar por un puesto en el once desde el momento en que reaparezca.