ESPANYOL

Tamudo: “El Espanyol se salvará, no tengo ninguna duda”

La leyenda perica brinda con AS por un futuro mejor en 2020, 20 años después de la Copa de Mestalla. "Nunca nos rendimos. Sufriremos, pero lo conseguiremos", proclama.

Raúl Tamudo brinda con los lectores de AS y seguidores del Espanyol por una Feliz Navidad ante el árbol de los deseos del Hotel Mandarín Oriental.
RODOLFO MOLINA DIARIO AS

En tiempos de zozobra, incertidumbre, de futuro borrascoso, cada pueblo acude a su oráculo para que disipe la niebla, aclare el porvenir o, cuando menos, anticipe lo que está por suceder. El del Espanyol no es otro que el futbolista más importante en los 119 años de historia del club, también el que más partidos disputó (340 en LaLiga) y quien más goles anotó en el campeonato doméstico: 129. Evidentemente, se trata de Raúl Tamudo Montero, que se citó con AS ante el imponente árbol de Navidad del Hotel Mandarín Oriental para brindar por los pericos, por los lectores de este periódico, por estas Fiestas y, especialmente, por días mejores. Y que lleguen, a poder ser, con solo girar la hoja de 2020.

"Nos salvaremos, no tengo ninguna duda", proclama el adjunto a la dirección deportiva perica nada más comparecer, como quien despeja la incógnita de una compleja ecuación sin que el profesor le haya preguntado aún, sino por el mero hecho de haber irrumpido en clase y de haber observado el ejercicio sobre la pizarra. Ni siquiera le tiembla el pulso al icono blanquiazul en su atrevido pronóstico por los diez puntos que suma el Espanyol transcurridas 18 jornadas, o porque ocupa en solitario la cola de la clasificación tras el varapalo sufrido el pasado domingo en Butarque, ante un rival directísimo como el Leganés (2-0), que provocó el segundo cambio de entrenador en lo que va de curso.

Seguramente influya en esa convicción la experiencia del '23'. "Nunca nos rendimos", sentencia, lo que sirve también de advertencia para quienes sientan la tentación de arrojar la toalla. Y ejemplos tiene que demuestran cómo rendirse no figura en su currículum.

Basta con recurrir al mismísimo partido de su debut en Primera, el 23 de marzo de 1997 en el Rico Pérez, ante el Hércules, para encontrar un gol que allanaba el camino del Espanyol de Paco Flores hacia la permanencia. O los diez que anotó en la 2002-03, temporada de tres entrenadores (Juande Ramos, Ramon Moya y Javier Clemente) y en la agónica 2005-06, cruciales de nuevo para eludir el descenso. Aunque, para determinantes, las 19 dianas que marcó en la campaña 2003-04, entre ellas la que en la última jornada, en un Montjuïc repleto y ante el Murcia, valió la permanencia.

Tamudo confiesa, en conversación con AS, que tiene clarísima la permanencia.

Más discreto estuvo Tamudo en materia goleadora en el curso 2008-09, y sin embargo un Espanyol al que todo el mundo daba por desahuciado en la jornada 28 pudo acabar disfrutando de un 'hat-trick' suyo en la despedida del Estadi Olímpic, frente al Málaga, con la categoría ya amarrada. Como lo estaba en el 'Tamudazo' de 2007...

Incluso en el Rayo Vallecano, hace ahora ocho temporadas, obró un gol que otorgaba la salvación en el minuto 89 de la jornada final, contra el Granada (1-0). Por no mencionar cómo salvó el cargo de Luis Aragonés en aquel Dinamarca-España que sirvió para iniciar la era del 'tiqui-taca' y para clasificar a la Roja para la Eurocopa de 2008.

Mestalla, 20 años

En clave más positiva aún, determinantes fueron sus goles en las dos finales de la Copa del Rey que disputó con el Espanyol, en Mestalla y el Bernabéu. De la primera, el 2-1 contra el Atlético de Madrid, se cumplirán 20 años en el inminente 2020, lo que Tamudo aprovecha para desear, en un día tan indicado para ello, que “ojalá algún día podamos volver a disfrutar de un partido tan especial como una final”. Por ahora, y pese a tanta adversidad, sigue el Espanyol inmerso en la Europa League y en la propia Copa.

Con este impresionante historial, cómo no confiar en lo que el legendario futbolista perico vaticina en AS. “Sabemos cómo salir de situaciones complicadas”, insiste, ante quienes dan al Espanyol por descendido.

Ante un escenario inmejorable como el árbol de los deseos, repleto de ilusiones de niños de centros de acogida de la Fundación Soñar Despierto que los clientes del Mandarín Oriental podrán cumplir, Tamudo culmina: "Sufriremos hasta el final, pero lo conseguiremos con el apoyo de todo el mundo”.

Raúl Tamudo brinda con los lectores de AS y seguidores del Espanyol por una Feliz Navidad ante el árbol de los deseos del Hotel Mandarín Oriental.