VALLADOLID 1-VALENCIA 1

1x1 del Valencia: Jaume sostuvo a un Valencia que Ferran conectó

El meta salvó a su equipo de encajar más goles y oposita a la titularidad. Ferran despertó en el descuento y con dos destellos asistió a Vallejo.

Sandro, Garay y Wass, durante el Valladolid-Valencia.
PHOTOGENIC/PABLO REQUEJO DIARIO AS

Jaume: Pese a no dejar la portería a cero, el de Almenara ha puesto encima de la mesa el debate sobre si debe ser titular en la portería che, hoy con una actuación soberbia volvió a demostrarlo. Realizó tres paradas de mucho mérito, una a un disparo lejano a Sandro, otra a Toni Villa al primer palo y un disparo que rebotó en Paulista y cambió la trayectoria. En la jugada del gol, el meta paró el cuero, pero lo hizo dentro de la portería.

Gayà: De los más perjudicados por el viento. Perdió varios balones fáciles en los que se notó que influyeron las condiciones climáticas, de hecho, estuvo a punto de marcarse en propia con un mal pase atrás que se marchó fuera.

Paulista: Tuvo la ocasión más peligrosa para su equipo a la salida de un córner, pero su remate con la rodilla fue atajado de forma notable por Masip. En defensa realizó un partido muy serio.

Garay: No fue su mejor partido. Cuando azotó el vendaval vallisoletano se vio un tanto superado. Volvió a ser una solución en la salida de balón y más en un día como hoy en el que los desplazamientos en largos eran complicados que llegaran a su destino.

Wass: Intenso con Toni Villa. El atacante local hizo al danés dejárselo todo en defensa, quizás por ello estuvo desaparecido en las acciones en campo rival. El parón de Navidad le va a venir bien para recuperar fuerzas.

Soler: Muy impreciso por la izquierda, mejoró por la derecha. El canterano no generó apenas peligro en la meta vallisoletana y tampoco tuvo oportunidad de desbordar ni servir buenos balones al área. Cuando pasó a la derecha su rendimiento mejoró, pero no fue suficiente.

Coquelin: En un partido tan rocoso y trabado como el que se vio en Zorrilla, el francés se sintió totalmente ‘en su salsa’ y desconectó todo el juego local. Vio la amarilla en la falta que provocó el gol, pero la acción fue cuanto menos dudosa.

Parejo: Alternó durante los 90 minutos el mono de trabajo para defender con una bota de oro para atacar. Sus envíos en largo fueron lo más preciso que se vio en un partido marcado por el viento, pero poco a poco se fue apagando. En defensa fue capaz de blocar un disparo que iba a puerta de Toni Villa y presionar constantemente las llegadas del Valladolid.

Ferran: Despertó con el gol del Valladolid y en tres destellos arregló el partido para su equipo. Suya fue la asistencia medida a Vallejo en el gol del empate, pero justo había generado una ocasión similar segundos antes. Hasta ese momento se le vio un tanto desquiciado, en todos sus pases largos y en profundidad dio la sensación de que se pasaba de potencia. Además, no encontró el regate en todo el partido, una de sus mejores bazas.

Rodrigo: Desconectado. No se encontró en ningún momento del partido ni fue capaz de conectar con Rubén Sobrino, quizás porque no habitúan a jugar juntos. Intentó hacer lo propio con Ferran pero también sin suerte. Tuvo un remate de cabeza peligroso, pero mandó el cuero muy por encima de la portería de Masip. Se marchó lesionado.

Sobrino: Demasiado acelerado. Volvía a la titularidad 9 meses después y quizás por ello se le vio excesivamente activo, lo que en ocasiones propició que no tomara la decisión correcta. Dirigió un 3 contra 2 en el que perdió el esférico en vez de pasarla y tuvo que ‘bailar con la más fea’ ya que Salisu se encargó de marcarle. No pudo conectar con Rodrigo prácticamente ninguna vez.

Cambios

Cheryshev: De menos a más. Tras un mes lesionado le costó entrar en la dinámica del partido, pero poco a poco se fue acomodando hasta llegar a ser uno de los jugadores más peligrosos che. Pudo marcar con un disparo raso desde fuera del área pero el portero local salvó el disparo.

Vallejo: Goleador en una de sus mejores noches. El gaditano se sintió menos cómodo sin Rodrigo al lado, pero fue capaz de conectar con Denis Cheryshev y con Ferran Torres. Su gol da valor a todo el trabajo que realiza en el campo.

Esquerdo: Entró en el descuento y apenas participó.