BARCELONA 4-ALAVÉS 1

1x1 del Barcelona: Arturo Vidal se une a la fiesta del tridente

El chileno, que participó activamente en el juego ofensivo del equipo, sumó su quinto gol de la temporada. Los tres socios del ataque tampoco fallaron cara a puerta.

Así fue la actuación de los jugadores del Barcelona en la victoria ante el Alavés, en el Camp Nou.

Ter Stegen: Difícil valorar la actuación de un guardameta que prácticamente no tuvo trabajo durante los noventa minutos. El único remate entre los tres palos acabó en gol en un cabezazo imparable de Pere Pons ante una cierta laxitud de la defensa blaugrana. Como siempre, aseado en la salida de balón con los pies. Su único momento comprometido, aparte del gol, fue un pase atrás desacertado de Sergi Roberto que estuvo a punto de costarle otro gol.

Sergi Roberto: Cometió un error de principiante en un pase atrás que casi estuvo a punto de meter en un auténtico atolladero a Piqué y Ter Stegen. No estuvo especialmente acertado en sus incursiones ofensivas, pero su pundonor y esfuerzo son innegociables en todas sus acciones. Fue cambiado en los últimos minutos por Semedo.

Piqué: Sin muchas estridencias pero con mucho acierto, el central catalán completó un encuentro impoluto, sin apenas errores, aparte de un desajuste con Ter Stegen tras un mal pase de Sergi Roberto. Está en un momento de forma excelente desde que se quitó de encima el quebradero de cabeza de la Davis de tenis.

Umtiti: Sobresaliente, sobre todo si tenemos en cuenta que apenas ha tenido continuidad en el juego desde hace más de un año. Serio y solvente en la salida de balón y contundente y sobrio en las acciones defensivas. Habrá que verlo en envites más complicados porque el Alavés apenas opuso resistencia.

Alba: Cada día se acerca más a aquel jugador explosivo e imparable que rompía con sus incursiones las defensas rivales. El de Hospitalet estuvo muy activo e incisivo, aunque le faltó un poco más de acierto en sus centros para acabar de rematar la jugada. En todo caso, un gran partido del defensa catalán en todos los sentidos.

Sergio Busquets: Buen partido del internacional español, que apenas se notó que llegaba tras sufrir un proceso febril que le dejó dos días convaleciente. Movió con criterio al equipo, aunque en esta ocasión contó con la ayuda del rival que apenas puso resistencia. Le faltó un poco más de precisión en algunas asistencias dentro del área, especialmente a Jordi Alba.Fue sustituido por De Jong en la segunda parte con el partido totalmente resuelto.

Aleñá: El de Mataró puede estar más que satisfecho de su partido. Ambicioso, protagonista y decisivo con el balón en los pies, nunca se escondió en el campo y estuvo muy atinado en sus transiciones. Le sigue sobrando a veces alguna conducción, pero es evidente que el equipo que se lleve al canterano cedido esta temporada tendrá en sus filas una gran promesa.

Arturo Vidal: El chileno es el paradigma del esfuerzo y coraje en el campo. Si a todo eso se le añade su facilidad para tirar el equipo adelante y ver gol nos encontramos con un jugador que cualquier entrenador querría tener ¿Conte podría ser ese entrenador? Veremos al final, pero el centrocampista se marchó del Camp Nou con su quinto gol en el zurrón tras un gran remate en una posición un tanto escorada. Antes había intentado una acción espectacular con chilena incluida, pero la jugada fue anulada.

Messi: Le anularon un gol más que discutible y marcó otro marca de la casa con un remate colocado y muy ajustado al palo al que nada pudo hacer Pacheco. Se marcha de vacaciones siendo el Pichichi de LaLIga con 13 goles si no se lo impide Benzema que juega este domingo a te el Athletic. Dibujó un contragolpe estratosférico junto a Griezmann que si acaba en gol el estadio de hunde. Sigue comiendo aparte.

Luis Suárez: Dio dos asistencias y marcó un gol. Dicho así parece que ha hecho un partido perfecto, pero nada más lejos de la realidad ya que el charrúa estuvo muy fallón y poco acertado en la mayor parte del partido. Sin embargo, su concentración e implicación suplieron estos déficits y acabó dando sendos pases de gol a Griezmann y Vidal. Además se fabricó él solito la jugada del penalti en un cabezazo que el defensa tocó con la mano tras revisión posterior del VAR.

Griezmann: Siempre hace lo más difícil: abrir la lata. En eso ya tiene un gran mérito porque sus goles suelen encarrilar victorias. Sigue demostrando que su conexión con los otros dos socios del tridente va a más, sobre todo con un Messi que le buscó en más de una ocasión en el campo. Uno de los momentos más mágicos del partido es cuando se encontraron en una rápida transición, con taconazo espectacular incluido del francés.

Sustituciones

De Jong: Salió en los últimos minutos con el partido resuelto.

Semedo: Sustituyó a un Sergi Roberto con mucha tralla en las piernas. Las gradas le ovacionaron su virtuosismo en una salida de balón.

Carles Pérez: Tuvo pocos minutos para poder tener protagonismo en ataque.