Competición
  • LaLiga Santander
  • LaLiga SmartBank
  • Liga Endesa ACB
  • Premier League
  • Serie A
  • Bundesliga
  • Liga Portuguesa
  • Liga Holandesa
Liga Endesa ACB
EN JUEGO
Retabet Bilbao BLB

55

Baxi Manresa MAN

44

Valencia Basket VAL

-

UCAM Murcia MUR

-

FINALIZADO
Morabanc Andorra AND

93

Monbus Obradoiro OBR

69

Liga Holandesa
EN JUEGO
ADO Den Haag ADO Den Haag ADO

1

Waalwijk Waalwijk WAA

0

FINALIZADO
VVV-Venlo VVV-Venlo VVV

1

PSV PSV PSV

1

FINALIZADO
FC Emmen FC Emmen EMM

1

Heracles Heracles HCL

0

FINALIZADO
Ajax Ajax AA

2

Sparta de Rotterdam Sparta de Rotterdam SPR

1

BARCELONA - REAL MADRID

Lanzamiento de pelotas de playa desde la grada en el 56'

Aprovechando el parón por el cambio de Vidal, el campo se inundó de pelotas hinchables de color amarillo. Antes se había podido ver una pancarta de "Spain, sit and talk".

Imágen de la pancarta de Spain, sit and talk.
Manu de Juan Diario AS

Finalmente, sí hubo pancarta de "Spain, sit and talk" en el Camp Nou durante la celebración del Clásico entre el Barcelona y el Real Madrid. Eso sí, sólo la hubo en la grada, justo antes del pitido inicial, no en el césped como en un primer momento pidió Tsunami Democràtic. Antes de eso, se formó un enorme mosaico en las gradas, combinando los colores de la bandera catalana y el azulgrana del Barcelona.

Después de eso, dos pancartas grandes en color amarillo aparecieron en uno de los laterales del estadio: la primera rezaba "Spain, sit and talk"; la segunda, "Freedom" ("Libertad"). El público del Camp Nou acompañó las pancartas con gritos de “Libertad, presos políticos” e “Independencia”. Por último, muchos de los aficionados asistentes al partido mostraron pequeñas pancartas individuales que rezaban de nuevo "Spain, sit and talk"; fueron distribuidas por Tsunami Democràtic en los aledaños del estadio culé en las horas previas al partido.

Además, cuando corría el minuto 17 y 14 segundos del partido, se pudo escuchar el habitual "In-Inde-Independencia" que se repite en los partidos que juega el cuadro culé como local. La razón detrás de esa precisión temporal tiene tintes históricos. El 11 de septiembre de 1974, las tropas de Felipe V asaltaron Barcelona, poniendo así final a la Guerra de Sucesión. 

Ya en el segundo tiempo, tras el cambio de Vidal en el 56', varios aficionados lanzaron pelotas hinchables de color amarillo por todo el campo. Debía de estar advertida la seguridad del Camp, pues la reacción de los operarios fue rapidísima, la reivindicación no pasó del minuto. Aunque el juego estuvo detenido durante unos dos minutos. La realización televisiva, como suele hacer la UEFA cuando hay eventos de este tipo, como saltos de espontáneos al césped, no enfocó a las pelotas, sino que pinchó una toma aérea para evitar darle protagonismo.