BARCELONA-REAL MADRID

El Barça asegura que "el Madrid puede venir muy tranquilo"

El portavoz del club, Josep Vives, recalca tras la reunión de la junta que "es compatible el partido y una reivindicación pacífica".

El Barça asegura que "el Madrid puede venir muy tranquilo"

El Barcelona asegura tras la reunión de la junta directiva del martes que el Clásico se jugará, garantiza la seguridad del Real Madrid y hace una llamada a sus socios para que acudan en masa al partido porque "es compatible la fiesta del fútbol y una reivindicación cívica y pacífica ante la excepcional situación que vive Catalunya en estos últimos tiempos".

El portavoz de la junta, Josep Vives, explicó tras la reunión de la junta directiva que "en el Camp Nou caben todas las opiniones y mantenemos la confianza en los socios desde la normalidad, la seguridad y la tranquilidad. El Barça-Madrid es un gran espectáculo, quizás el más grande de cualquier deporte en el mundo y podemos asegurar que se jugará, se disfrutará y esperamos ganarlo".

Como síntoma de normalidad, el portavoz de la junta blaugrana anunció que "la comida de directivas será la habitual. No cambiaremos nada. Somos rivales y adversarios, pero no enemigos. El Real Madrid tiene que estar muy tranquilo, se desplazará al estadio con la tranquilidad habitual. Hace días que lo decimos, pero hay gente que quiere instaurar otro tipo de discurso con falsedades. No lo hemos dicho hasta ahora por prudencia, pero ya está bien ante ciertos discursos que sólo buscan crear alarma".

Vives realizó también una serie de recomendaciones a la gente que acuda al partido relacionadas directamente relacionadas con la reunión de la comisión de seguridad que se reunió el lunes por la mañana en el Camp Nou. En la reunión tomaron parte Mossos d’Esquadra, servicio de emergencias médicas, guardia urbana y seguridad del club. Entre todos los cuerpos de seguridad, se concentrarán más de 3.000 miembros de seguridad. Policía Nacional y Guardia Civil tendrán también un número de efectivos disponibles por si fuera necesario. No obstante, los detalles del dispositivo no son públicos por motivos obvios.

Vives recomendó que "se utilice el transporte público y que la gente vaya con antelación. Se abrirán las puertas del estadio una hora y media antes del inicio del partido. Siendo día laborable pedimos a todo el mundo que llegue con tiempo. Se realizarán controles exhaustivos y no se podrá acceder al estadio con bolsas grandes ni maletas y se revisarán riñoneras y mochilas".

Vives negó que a lo largo de estos días haya habido "comunicación alguna con Tsunami Democràtic y no nos hemos sentido presionados por nadie. Siempre que hay un Clásico se organiza desde la normalidad con la idea que no es naïf, de que se jugará el partido compartiendo una reivindicación cívica y pacífica como la hay cada semana en este estadio de manera normal y con respeto”.

Añadió que "no nos planteamos invasiones o suspensiones. Pedimos a los socios que vengan. Se juegan muy pocos partidos así a lo largo del año. Voy a ser pesado y cansino, pero es compatible la reivindicación con la normalidad. Se ha creado un clima alrededor del partido interesado de alarmismo. Tenemos una afición ejemplar de la que estamos orgullosos. estamos a favor de que si alguien comete acciones en concreto sean identificados y sancionados o expulsados”.