BARCELONA - MALLORCA

Take Kubo regresa a Barcelona en su mejor momento

El japonés, futbolista del Real Madrid cedido en el Mallorca, jugó en la cantera del Barcelona y ahora se enfrentará a él tras comenzar a asentarse en el club bermellón

Take Kubo regresa a Barcelona en su mejor momento

Si para alguien será especial el encuentro que enfrenta a FC Barcelona y RCD Mallorca en el Camp Nou es para Take Kubo. El futbolista nipón, que está jugando cedido por el Real Madrid en el conjunto bermellón, estuvo cuatro años en La Masía. Era una de las joyas de la cantera del Barça, pero una serie de circunstancias rocambolescas hicieron que tuviera que abandonar el club blaugrana. Vuelve a la que pudo ser su casa.

Será su primer encuentro como profesional en el Camp Nou y parece que iniciará el encuentro como titular. Después de una larga adaptación al Mallorca, Kubo parece asentado en el esquema mallorquinista y acumula cuatro titularidades seguidas con Vicente Moreno. Suma ya un gol y dos asistencias en la categoría y ha empezado a mostrar los detalles de calidad que hicieron que el Real Madrid se decantara, primero, por su fichaje y, posteriormente, por cederlo a la máxima categoría del fútbol español.

El conjunto merengue lo firmó gratis el verano pasado ante la negativa del Barça de pagarle la ficha que pedía el futbolista ofensivo japonés. Kubo, a falta de algo más de consistencia y regularidad, ya es una realidad en LaLiga. Está muy cerca de cumplir con las expectativas generadas después de su llegada a la isla, que no eran precisamente bajas, y es uno de los jugadores más queridos por la afición del Mallorca.

Su etapa de cuatro años en La Masía

Pero, antes de destacar en el conjunto isleño, Take Kubo ya tuvo una primera experiencia en el fútbol nacional. Con ocho años, el japonés participó en el campus de verano del FC Barcelona y fue elegido mejor jugador de esos meses. Fue tal la sensación que causó entre los técnicos de las categorías inferiores azulgranas, que decidieron reclutarle en agosto de 2011 para La Masía.

El coreano Kangin Lee y el japonés Takefusa Kubo

Durante sus cuatro años en el Barça (2011-2015), coincidió con otro de los nombres propios de este inicio de temporada: Ansu Fati. Ambos eran los jugadores más destacados del equipo y el japonés recordó aquella etapa: "Yo le asistía y él marcaba". Sin embargo, Kubo tuvo que marcharse del Barça debido a una sanción que impuso la FIFA al Barcelona al saltarse, desde el 2009 hasta el 2013, el Reglamento sobre el Estatuto y la Transferencia de jugadores relativo a la contratación de menores de 18 años. Tras su marcha, firmó con el equipo juvenil del FC Tokio y su debut en la primera división japonesa con 15 años fue el segundo más precoz de la historia.

Un técnico del nipón en las categorías inferiores aseguró a AS que fue un error desprenderse de Kubo: "Era uno de los mejores jugadores de nuestro fútbol base y seguramente el mejor de los últimos años. Un jugador de perfil clarísimo para el primer equipo. Y lo que peor me sabe es que era muy culé. Tenía el ADN blaugrana. Un error imperdonable".

El responsable al que apuntaron todas las miradas por el no fichaje de Kubo fue a Pep Segura. Josep Vives, portavoz del Barça, puso el foco sobre el área deportiva: "Ha sido un criterio deportivo. La parte técnica del club ha creído que por las conveniencias del momento y en relación con la calidad-precio-proyección del jugador, la decisión ha sido no ficharle. Pero la decisión se ha tomado en base a los mismos criterios de otros jugadores".

Vicente Moreno, su actual técnico en el Mallorca, resaltó en la rueda de prensa previa lo especial que será el encuentro para Kubo: "Estuvo cuatro años en La Masía, creo que le hace ilusión jugar en el campo del primer equipo. Tiene la opción de plantar la bandera de Japón en ese estadio".

El Mallorca, que cuenta todos sus partidos de visitante como derrotas, llega a un Camp Nou inexpugnable esta campaña y con un Barça que quiere seguir sumando de tres en tres con el objetivo de llegar líder al clásico del próximo 18D. Con Kubo como principal aliciente, los bermellones buscan asaltar el fortín blaugrana.