Las Palmas

La enésima oportunidad para Tana Domínguez

Ya se ejercita en el gimnasio de la Ciudad Deportiva de Las Palmas. Lo que pase con Viera puede ser clave. Queda un ficha. Pepe Mel quiere un mediocentro.

La enésima oportunidad para Tana Domínguez
CARLOS DIAZ-RECIO DIARIO AS

Talento precoz, estrella infantil siendo un menudo alevín en Brunete o fugaz en Primera División, donde aún perdura el sonido de la cintura quebrada de Sergio Ramos en aquel mágico 3-3 del Bernabéu, sería un sacrilegio discutirle a Tana su innato talento con el balón en los pies. De aptitud anda sobrado el pibe. En cambio, su actitud siempre ha estado en el foco. Ha regresado a la UD. “Solo depende de él”, dijo Pepe Mel.

Ocurre que Tanausú Domínguez, que tiene contrato en vigor con Las Palmas hasta el 30 de junio de 2023, se incorporó de nuevo esta semana a la disciplina amarilla tras una inolvidable, por lo poco provechosa, cesión al Zhejiang Greentown, de la segunda división china, a donde se marchó en el pasado mercado invernal.

Tana se ha ejercitado, de momento, en el gimnasio de la Ciudad Deportiva. Pero ya es uno más de un grupo que conoce a la perfección. Por ejemplo, participó como uno más en la celebración de cumpleaños de Alberto De la Bella, a quien conoce de la temporada pasada.

Relevo. Antes de marcharse precisamente a China, Jonathan Viera, íntimo amigo, hablo de él como su relevo natural. Que Tana tenga ficha a partir del 1 de enero podría depender del propio Viera. Si el de La Feria regresa a Pekín, el cambio de cromos parece claro. Si se queda, todavía hay una ficha libre. Pero Pepe Mel suspira por un mediocentro con mucha presencia física. En cualquier caso, todo depende del propio Tana. Y es que desde esta semana se enfrenta a su enésima oportunidad como futbolista de élite. Llegados a este punto, podría ser la última.