REAL ZARAGOZA

"El partido frente al Deportivo nos va a exigir lo mejor"

Víctor Fernández subraya que su equipo no puede ir con ningún tipo de confianza a Riazor y se ha referido a la situación del club gallego, al que dirigió en el curso 2014-15: "Siento dolor y tristeza, pero soy zaragocista y deseo ganar".

"El partido frente al Deportivo nos va a exigir lo mejor"
ALFONSO REYES

—¿Cómo están los jugadores? ¿Alguna novedad?

—Respecto a la semana pasada recuperamos a James. Es la nota positiva y los demás siguen su proceso de recuperación, que va a ser bastante largo. Me refiero a los Zapater, Cristian Álvarez, Vigaray y Atienza. No hay ninguna novedad sobre ellos y hemos recuperado a James, que ha hecho toda la semana perfectamente. Está muy mejorado. Es posible que no esté al 100% después de dos semanas, pero sí que está para competir con las máximas garantías.

—¿Espera a alguno de los lesionados para antes de 2020?

—Lo veo complicado. No lo descarto, pero no soy nada optimista. Esa falta de optimismo no va reñida con que su evolución esté dentro de los parámetros de normalidad. Es lo que estaba planificado y previsto y no hay ningún contratiempo serio. No es el caso, pero tampoco veo muy claro que podamos recuperar a alguno de ellos antes de 2020.

—El Deportivo es colista y no gana desde la primera jornada, pero ¿quizás el primer error sería confiarse?

—Cuando uno se enfrenta a un rival yo no suelo mirar la tabla clasificatoria. Evidentemente sé que ocupa en estos momentos el último lugar, pero no es algo a lo que preste atención para preparar el partido de una manera o de otra. En este caso no jugamos contra el último, jugamos contra el Deportivo. Y cuando uno juega contra el Deportivo significa que es un equipo con unas aspiraciones y posibilidades que no tienen ninguna relación con el momento actual que está atravesando, que es absolutamente delicado y negativo. Nadie lo esperaba. Si ya de por sí cuando nosotros preparamos un partido no pensamos en la clasificación, ahora mucho menos. Debemos afrontar el partido en un estado de alerta permanente y muy concentrados en el trabajo. Sabemos que ellos están muy agobiados y presionados por la clasificación y que hay mucha exigencia por parte de su afición porque es un grande que también debe volver a Primera, pero el partido nos va a exigir lo mejor y no podemos conceder absolutamente nada. Debemos jugar a nuestro mejor nivel, con las sensaciones que hemos mostrados en las últimas jornadas, y ser ambiciosos e ir a buscar la victoria.

—¿Qué es lo que más le preocupa del Deportivo?

—Es un equipo construido para subir y que está en una situación desconocida para ellos. Se ven muy bajos, con muchas dudas, pero soy consciente de que han mejorado en las últimas jornadas. Ahora llevan dos partidos en los que se han mostrado mucho más sólidos defensivamente. Ya no encajan tantos goles y ese es el primer paso para crecer. Me espero un Deportivo que va a buscar la victoria con mucha determinación porque su afición es una afición que exige mucho y no están donde soñaban que podían estar al principio de la temporada. Es un equipo muy herido y golpeado por los malos resultados, pero tiene material futbolístico para salir. Por eso digo que no jugamos contra los últimos, sino contra el Deportivo. Tiene jugadores importantes que nos van a exigir lo mejor y no podemos ir con ningún tipo de confianza ni de relajación. Todo lo contrario: ojos muy abiertos, muy vivos, muy metidos en el partido desde el principio, sin temor y con ambición.

—¿Una de las claves puede ser jugar con las dudas y la ansiedad del Deportivo?

—Evidentemente, a un equipo que está en esa situación, si no va bien el desarrollo del partido, se les dispara el sistema nervioso y produce un bloqueo, un agobio y una angustia que no permite que sobresalgan sus mejores cualidades. El fútbol es cabeza y piernas y en ese sentido juegan mucho los resultados y el estado de ánimo. Nosotros llegamos muy bien de ánimo y de confianza, ofreciendo mejores sensaciones que el resultado último, pero yo estoy muy feliz con el partido que hicimos frente al Girona. Vamos a ver si somos capaces de trasladarlo como visitante, que no va a ser fácil.

—Personalmente, ¿qué supone para usted volver a Riazor?

—He sido entrenador del Deportivo y siento dolor y tristeza por la situación que está atravesando porque es un equipo grande con una masa social muy numerosa. Es un club al que no le corresponde esta categoría, al igual que al Real Zaragoza, y dejé muchos amigos e incluso a alguno de los actuales futbolistas lo llegué a dirigir. Para mí es una situación que no se la deseo, pero yo soy zaragocista y además soy el entrenador del Real Zaragoza, así que no tenga nadie ninguna duda de que lo que deseo es ganar, al igual que a todos los rivales. Y una vez que ganemos el partido, que le vaya muy bien al Deportivo porque merece que le vaya mucho mejor.

—¿Tiene ya decidido quién va a suplir la baja de Guti?

—Tengo claro con quién voy a jugar y cómo vamos a jugar. Dentro de nuestros percances, yo creo que ahora hay más jugadores en mejor nivel de forma, con mejores y mayores prestaciones en el campo, y para mí es mucho mejor. Ojalá que todo salga bien. Sabiendo que afrontamos un partido de máxima exigencia, la baja de Guti es importante. No vamos a menospreciar el valor que tiene para nosotros este futbolista, que ha dado un salto cualitativo esta temporada extraordinario. Tiene un vuelo muy alto, está rindiendo bien y nos está aportando fútbol, actitud y recorrido, pero no lo tenemos y hay que pensar que el que lo sustituya no lo va a hacer igual que él porque no tiene las mismas características. Tendrá otras virtudes que tendremos que aprovechar para funcionar bien como equipo.

—¿Soro, Puado y Álex Blanco tienen opciones de repetir por detrás de Luis Suárez?

—Ya he dicho anteriormente que ahora hay futbolistas que han dado un salto que no habían dado anteriormente y tenemos más variantes y alternativas. El otro día sabíamos que teníamos que arriesgar mucho frente al Girona y que debíamos ganar con mucha energía y esos chicos jóvenes te dan esa energía y esa velocidad arriba. A lo mejor el domingo necesitamos otro tipo de soluciones o las mismas. Están preparados y lo importante es que podamos elegir entre la experiencia, el mayor control o la mayor verticalidad en función del partido y del rival. Estoy contento de que los jóvenes den ese salto y de recuperar a James.

—¿Puede haber algún cambio en el centro de la defensa?

—Siempre puede haber cambios, pero tampoco debemos asociar nuestros centrales al perfil y las características del delantero rival o al perfil del partido si juegas como local o como visitante. Es cierto que son matices importantes, pero no es una regla fija. Cualquier central nuestro está capacitado para marcar a cualquier rival y cualquier central nuestro ha demostrado que puede jugar como local y como visitante. Tengo que valorar esos matices, el momento de forma, el momento anímico, cómo han entrenado durante la semana… Se ha demostrado que con cualquier pareja de centrales hemos ganado y también hemos perdido, así que no hay una regla fija.