LALIGA SANTANDER

Los fichajes y su evolución: de empezar mal a despuntar

A diferencias de hombres como Odegaard o De Jong, otras muchas incorporaciones no comenzaron con buen pie y en las últimas jornadas han empezado a rendir.

Fekir, en su presentación con el Betis.
MIGUEL MORENATTI DIARIO AS

No todos son Odegaard, João Felix o Frenkie De Jong. No todos levantaron ovaciones en su estreno, son temidos por entrenadores rivales ni sus nombres están en las quinielas para conformar el mejor once de la temporada. De hecho, incluso es más normal lo que a ellos les sucede. Una nueva ciudad, un nuevo fútbol, nuevos compañeros, entrenadores, estilo de juego... La necesidad de incrustarse en un once ya definido o lidiar con la incesante presión que supone no arrancar con buen pie. Ya son 15 jornadas a sus espaldas y se sigue esperando su mejor versión. No obstante, tras la tempestad inicial, la tormenta va amainando y sus botas ya salen del terreno de juego con la satisfacción de haber impuesto su calidad y trabajo a lo largo de los 90 minutos. Fichajes que no arrancaron como soñaban, pero que, poco a poco, se van convirtiendo en una realidad en LaLiga Santander. Estos son algunos de ellos:

Nabil Fekir

Quizás la mejora del Betis esté protagonizada por lo que fue su fichaje estrella el pasado verano. Hasta ahora, Fekir había camuflado en estadísticas su falta de incidencia en el fútbol de ataque verdiblanco. Era el jugador que más faltas recibía del campeonato, pero todo se debía a conducciones arriesgadas y alejadas de la zona de peligro. Solo un par de destellos salvaban su titularidad. Ya saben, es de esos futbolistas que cuando la tocan infunden temor al rival. Pero algo ha cambiado. Rubi trabajó para que su zona de influencia fuera cada vez más próxima al área y parece haberlo conseguido. Cerca estuvo de darle el empate a los suyos ante el Sevilla; fue un peligro constante para el Valencia; y se exhibió frente al Mallorca con un gran gol e hiperactividad en tres cuartos. Los cronistas de AS le han valorado con una, dos y tres picas respectivamente en las tres últimas jornadas.

Take Kubo

Su calidad nunca se ha puesto en tela de juicio. Sin embargo, su juventud y su falta de adaptación a un once ya compenetrado y rodado, como es el del Mallorca, ha jugado en su contra. Nadie dudaba que se acabaría convirtiendo en titular para Vicente Moreno, la duda era el cuándo. Ha sido titular en los últimos cuatro encuentros y no ha defraudado. A pesar de las derrotas, despertó la atención de las defensas de Levante y Betis en los dos últimos duelos. Mejor le fue en Son Moix con el Villarreal como visitante. Hizo un golazo y fue ovacionado cuando el técnico le sentó. Kubo ya es una realidad en LaLiga, a falta de algo más de consistencia. Por el momento, la 'Kubomanía' ya ha instalado su sede en la isla. En los tres últimos partidos fue valorado por los cronistas de AS con tres, dos y dos picas respectivamente.

Kubo ya despunta en el Mallorca.

Rodrygo Goes

El extremo brasileño siguió exactamente los mismos pasos que su compatriota Vinicius. Comenzó con una lesión y pasó las primeras jornadas entre descartes y refuerzo para el Castilla. Todo hasta que tuvo sus minutos ante Osasuna y demostró estar hecho de otra pasta con un gol nada más salir para certificar los tres puntos para su equipo. Poco después, su nombre pasó a las portadas de la prensa internacional, gracias a un triplete ante el Galatasaray. El Bernabéu coreó su nombre. A sus 18 años, ya había dejado huella. Gracias a ello, se instaló en el once tipo de Zinedine Zidane, si bien este no es inamovible. Isco y el 4-4-2 se han planteado como opción y la vuelta de Gareth Bale también ha sido un bache en el camino. Solo una certeza: ahora, es un nombre a tener en cuenta cuando lleguen las grandes citas. En los tres últimos encuentros del Real Madrid, no participó en uno y en los otros dos fue valorado con una pica.

Rodrygo celebra uno de sus goles frente al Galatasaray.

El 'Cucho' Hernández

El caso del delantero colombiano es diferente a todos los expuestos anteriormente porque ni siquiera ha llegado a debutar con el Mallorca. Su fichaje, de hecho, pasó algo inadvertido al llegar con un importante hándicap: una lesión que le tendría alejado de los terrenos de juego durante un par de meses. Ahora, ya disponible, viene a dar oxígeno a un equipo que parece que se codeará en la parte baja de la clasificación hasta última hora. A sus 20 años, ha demostrado una madurez impropia de su edad y que está totalmente capacitado para jugar en la élite. Se vio en el Huesca y, si su salud se lo permite, también le tocará disfrutarlo a Son Moix.

Mario Hermoso

El central llegó al Wanda Metropolitano con un zurrón cargado de presión. En su mochila le pesaba el runrún entorno a su nombre y el hecho de que fuera el mejor colocado para formar pareja en el centro de la zaga con Sergio Ramos en la Eurocopa. Sin embargo, el reto de Mario Hermoso era mayúsculo: incrustarse en una zaga que se ha caracterizado, año tras año, por ser una de las más fiables de todo el continente. Su adaptación ha sido lenta, pero eficaz. Utilizado incluso como solución en el lateral izquierdo, ahora el ex del Espanyol ha regresado al once titular por los problemas de lesiones. Todavía le queda para ganarse la total confianza de Simeone, pero ante el Barcelona fue un muro y Ter Stegen evitó su gol. Paso a paso, pero firme. En los tres últimos partidos fue valorado con una, una y dos picas respectivamente por los cronistas de AS. 

Mario Hermoso, en el partido ante el Leverkusen.

Eden Hazard

La fuerte entrada de Meunier en el partido entre Real Madrid y PSG ha provocado una nueva lesión a Hazard cuando mejor estaba jugando. De su llegada no se esperaba un cambio de paradigma para con el gol, pero sí una incidencia total en la ofensiva blanca. Y así está respondiendo. Precisamente, contra Mbappé y compañía iluminó al Bernabéu sin cometer un solo error y danzando con química con Karim Benzema. En Liga, va por el mismo camino. El Leganés y el Betis vieron sus primeras pinceladas y, ante el Eibar, terminó de completar su obra. Más datos para entender la mejora del equipo de Zidane: el extremo y Benzema son la pareja que más toca el balón en área rival de toda la Champions y Hazard, en el plano individual, es el cuarto. El Madrid le echará de menos en lo que queda de 2019.

Más nombres: Calleri, Mangala, Pape Cheikh...

Todavía no dan luz a sus equipos, pero ven un halo al final del túnel. Mismamente, Calleri consiguió marcar en la difícil derrota del Espanyol ante Osasuna. No hay mejor medicina para el delantero que el gol y Machín espera recuperarlo para la causa. Pape Cheikh, que no contaba apenas para Escribá, es titular en los tres partidos de Óscar García al mando. Por ahora, responde a su nuevo entrenador con rendimiento: ha sido valorado con dos picas en los tres duelos. Caso similar al de Mangala, si bien sus circunstancias son completamente diferentes. El central del Valencia no disputó ni un solo minuto en las 13 primeras jornadas de campeonato, pero las lesiones han obligado a Celades a contar con él. Titular ante el Betis y el Villarreal, se le ha notado falto de ritmo, pero en condiciones para aportar cuando se le necesite.