VILLARREAL - ATLÉTICO DE MADRID

Darío repite en un Villarreal-Atlético... pero de rojiblanco

El delantero regresa a La Cerámica, donde en 2016 vivió el mismo partido de esta noche, aunque como jugador amarillo. Allí se formó desde los 11 años.

Darío Poveda, de 22 años, llegó al Villarreal con once, como una de las promesas de futuro, y regresa esta noche a casa como rival. Dejó su pueblo, San Vicent del Raspeig, para jugar en Alicante y para llegar al club de la Plana al poco. Pasó por casi todas las etapas de fútbol once de amarillo, creciendo como futbolista y persona, entre la Ciudad Deportiva y la Cerámica. De juvenil y en un torneo MIC tuvo un detalle que le dio fama, al ceder sus botas a un adversario del equipo de Uganda que no tenía para jugar.

Poveda jugó de portero de muy niño, pero apostó por el ataque. Ganó la liga de juveniles, pasó por el Villarreal C un año para jugar temporada y media con el primer filial en Segunda B. Calleja ha sido un referente, ya que lo tuvo como juvenil y le hizo debutar en Europa League. El técnico explicaba: "A Darío le tengo mucho aprecio. Me parece un jugador con unas características y un nivel que se pueden adaptar al Atlético. Es un futbolista de mucho trabajo, que va bien de espaldas, es muy inteligente y entiende muy bien el juego".

Lo curioso es que su primera convocatoria en la categoría vino de la mano de Escribá que, como Simeone, lo citó ante la escasez en la delantera. Las ausencias de Bakambu y Soldado le llevaron a la lista de la jornada 15 (12 de diciembre) de la 16-17, en un partido entre el Villarreal y el Atlético en La Cerámica (3-0). Es decir, el mismo que esta noche... sólo que Darío será visitante y rojiblanco.

Casi tres años después (faltarían seis días), Darío regresa al Estadio de la Cerámica. Repiten también el árbitro Hernández Hernández y varios futbolistas. Por parte local, Asenjo, Mario, Trigueros, Andrés y Leo Suárez; y del lado atlético Oblak, Koke y Saúl. En aquel partido no jugó, pero lo hizo en Europa League y, más tarde, en Liga, dos minutos en el campo del Levante.

Darío Poveda, en un Villarreal-Maccabi Tel Aviv de Europa League de la 17-18.

En el verano de 2018, el ariete y Germán Valera (que tenía 16 años) cambiaron la cantera amarilla por la rojiblanca, con el consiguiente enfado de Roig por el Sub-17. Ahora ambos brillan con el Atleti B y Darío se deja ver incluso con el primer equipo. El punta regresa a La Cerámica, su casa, donde hace tres años soñó que podía ser futbolista en el banquillo de este mismo encuentro.