REAL OVIEDO

Un triunfo como impulso

El Oviedo fue el único de los nueve últimos clasificados que ganó su partido.

Un triunfo como impulso
ELOY ALONSO © DIARIO AS

Una victoria sufrida y un impulso en la tabla. El triunfo del Oviedo ante el Rayo Vallecano (2-1) fue celebrada por todo lo alto por la plantilla y la afición. Había motivos para ello. La victoria es la segunda de la temporada en el Tartiere, un escenario que no le está resultando sencillo al conjunto carbayón, y supone, además, poner fin a la racha de cinco partidos sin ganar (2 puntos de 15 en juego) de los azules, que les había hecho caer de nuevo a los puestos de descenso. Pero ahora, con el triunfo del domingo, el equipo vuelve a ver las cosas con optimismo.

Los azules descansan esta semana fuera de los puestos de descenso, con 18 puntos en la 18.ª jornada, lejos de las expectativas creadas a comienzos de curso, pero al menos escapando de las posiciones más peligrosas durante esta semana. Porque la jornada fue redonda para los intereses azules. Al triunfo ante el Rayo le siguieron una combinación de resultados que señalan a los carbayones como el único conjunto de los nueve últimos que logró el triunfo.

La jornada no fue sencilla para los equipos de abajo de la tabla, que vieron escapar de sus manos una buena oportunidad para dar un paso adelante. Todos, menos el Oviedo, que dio un salto de tres posiciones hasta situarse en el 18.º puesto. Peores resultados lograron los rivales directos. El Lugo y el Deportivo igualaron sin goles en el Anxo Carro, el mismo resultado cosechado por el Málaga en Numancia y el Sporting en Anduva. Las cosas fueron aún más negativas para los cuatro que perdieron en la parte final de la clasificación. Además, del Rayo, cayeron Tenerife (1-3 frente al Almería), racing (2-0 en Elche) y Extremadura (0-1 ante Las Palmas). Por eso, el vestuario azul disfrutó de una de las jornadas más provechosas de la temporada.

Pero el conjunto azul no se contenta con lo experimentado y quiere dar un paso más. Aún restan tres jornadas para que finalice la primera vuelta y llegue el mercado invernal. Los azules deben enfrentarse a Alcorcón (en Santo Domingo), Cádiz (en el Tartiere) y el Racing de Santander (en El Sardinero).

El primer paso lleva al equipo a visitar al Alcorcón, un conjunto que transita por la zona tranquila de la tabla, en un escenario que tradicionalmente no se le da bien al Oviedo: nunca ha ganado en Santo Domingo. Será la ocasión de comprobar si el equipo ha logrado darle una vuelta a la situación.

Berjón empieza a trabajar con el grupo

Saúl Berjón encara el tramo final para recuperarse de su tendinitis en la rodilla y ya comienza a integrarse en el trabajo del grupo. En la primera sesión de la semana, con el foco puesto en Santo Domingo de cara al duelo del viernes, el extremo completó una hora junto a sus compañeros y parece que su puesta a punto va por el buen camino. Los titulares ante el Rayo hicieron una sesión de recuperación mientras que el resto de compañeros se ejercitaron con más intensidad.

Ortuño: "Fuimos a por el partido"

El regreso a la senda de la victoria también supuso el de Ortuño a las labores anotadoras. El murciano hizo su décimo gol de la temporada desde el punto de penalti. La ejecución del disparo sirve para que los azules salgan de los puestos de descenso en una semana especialmente productiva. Además de la victoria, básica en los intereses azules, destacó la imagen de un equipo serio y competitivo. Justo lo que persigue Javi Rozada. “Necesitábamos ganar, ante un equipo en el que el 90% de sus jugadores estaban en Primera el año pasado. Eso habla de lo que somos capaces y podemos hacer cuando tenemos una idea clara. Dimos un paso adelante, fuimos a por el partido. Y el Rayo no nos generó ocasiones en ningún momento. Estuvimos muy fuertes atrás”, analiza Ortuño.

El ariete reflexionó sobre la acción del penalti y su posterior ejecución: “Me quedé flipando cuando vi que le sacaba amarilla a Nieto por simular. Por suerte estaba el VAR. El penalti había que meterlo. Con Dimitrievski estuve en el Granada hace 6 años y algún penalti le marqué. No me dijo nada antes de lanzar, pero le dio el balón a Tejera, quería que tirara él…”.