Competición
  • Premier League
  • Liga Portuguesa
Premier League
Liga Portuguesa

ATLÉTICO 0 - BARCELONA 1

1x1 Barcelona: Con Ter Stegen y Messi, la vida es de color de rosa

El meta alemán paró lo imparable, con intervenciones impresionante en la misma línea de gol, y el crack argentino lideró al equipo, marcando un gol decisivo.

Ter Stegen: Estratosférico en todos los sentidos. Dos paradas para enmarcar: una a un remate a bocajarro de Mario Hermoso que despejó en la misma línea de gol y otra con un remate de cabeza de Morata donde sacó una mano de piedra. El héroe del partido en la primera parte, con la fortuna como aliada en alguna ocasión, como el rebote de Junior al poste. Tras el descanso, el rival no apretó tanto en ataque y tuvo un partido más tranquilo bajo los palos.

Sergi Roberto: Superlativo su partido en la banda derecha. Serio y solvente en defensa y valiente y atrevido en ataque. El de Reus está mejorando en prestaciones y ofreciendo la versión que le abrió las puertas a la selección. Con partidos así, la Eurocopa no es una utopía, ni mucho menos.

Piqué: Buen partido del central que hasta tuvo una gran ocasión para marcar al enviar un balón picado de cabeza a la escuadra. Vio una tarjeta y estuvo cerca de ver una segunda, pero el colegiado se reprimió. Excelente en el juego aéreo y en la salida de balón. Desgraciadamente una violenta entrada de Vitolo a la altura de su rodilla le obligó a abandonar el campo.

Lenglet: Modélico. Un partido para enseñar a los jóvenes que quieren jugar de central. Poderoso en el juego aéreo y valiente a la hora de la anticipación. Nunca se complicó la vida a la hora de despejar el balón e hizo infinidades de coberturas en la banda izquierda ante las muchas lagunas de Junior.

Junior: Desastroso y somos generosos. Su primera media hora es para ponérsela en bucle durante toda la semana como penitencia. Pésimo en defensa e inoperante en ataque, cometió faltas innecesarias, estuvo cerca de marcarse un gol en propia puerta, perdió balones inconcebibles y fue más un lastre que una ayuda para el equipo. Por suerte, en la segunda parte tuvo un poco más de pundonor y al menos no cuajó errores de bulto. La conclusión es clara: Alba, vuelve pronto.

Rakitic: Pese a dejarse la robar la cartera en alguna jugada puntual que provocó una transición peligrosa del Atlético, su juego se desenvolvió entre la seriedad y la fuerza. Y eso que lo hizo en una posición tan comprometida como la de pivote defensivo. Sigue reforzando su rol en el equipo tras vivir su segundo partido como titular.

De Jong: El holandés es toda una garantía en el mediocampo. Su capacidad para abarcar terreno de juego y contribuir tanto en defensa como en ataque es inabordable. Tiene tanto talento que uno se pregunta dónde está su límite. Es el mejor fichaje de la década del Barça y aun no llevamos ni un tercio de la temporada.

Arthur: Tras un inicio frío y ramplón, con pérdidas de balón absurdas, el brasileño poco a poco se fue entonando en el juego, mostrando sus mejores virtudes: control y posesión de balón. Fue sustituido en el minuto 72 por Arturo Vidal.

Messi: Estamos ante un jugador que es capaz de marcar el gol decisivo en el minuto 85 y unos segundos después recorrer todo el campo y acabar haciendo falta para evitar un contragolpe del rival. Este lunes recogerá su sexto Balón de Oro. Y va camino del séptimo a poco que apriete los dientes porque demuestra día a día que es un talento superior al resto de mortales. Quien quiera comer en su mesa va a tener que comer muchas espinacas. Sigue comiendo solo.

Suárez: El charrúa tuvo dos ocasiones clarísimas, pero envió el balón demasiado manso y centrado para un porterazo como Oblak. En su mérito cabe señalar que dio la asistencia para que Messi rematara el partido. Su lucha y coraje son tan grandes como su corazón.

Griezmann: Silbado durante todo el partido, el francés no lo tuvo nada fácil. No se escondió nunca, aunque lo cierto es que no estuvo muy acertado. Pudo acabar una gran jugada de transición del tridente, pero envió el balón por encima del travesaño. Defensivamente se puso el mono de trabajo, cubriendo muchos de los huecos que dejaba Junior en la banda izquierda.

CAMBIOS:

Arturo Vidal: Puso músculo y garra en el mediocampo, pero tampoco aportó mucha frescura.

Umtiti: Al francés se le notó que no había calentado al haber tenido que salir como recurso de urgencia ante la lesión de Piqué. Lento y espeso, sus primeros minutos fueron de una inseguridad pasmosa. Afortunadamente sólo quedaban diez minutos para acabar el partido porque el francés parecía estar en otra guerra.