REAL MADRID

Isco se viene arriba

De suplentísimo a brillar contra el PSG y el Alavés. Sacrificado y mediapunta, mira más a la portería rival. Sólo el poste le frenó contra los franceses y en Mendizorroza... Parece otro.

Zidane ha extraído a Isco de las catacumbas de este Real Madrid para dos partidos consecutivos, de brillo en la Champions ante el PSG y sudor en Mendizorroza, y en ambos el malagueño le ha correspondido. Contra el PSG suyo fue el remate al poste que terminó en el 1-0 de Benzema el pasado martes y este sábado, en el complicado envite en Vitoria, Isco cabeceó con el ímpetu de un ariete de la vieja escuela el balón que entre Pacheco y el poste le dejaron muerto a Carvajal para el 1-2. Una imagen tan plástica como significativa.

Isco se está viniendo arriba, en el sentido más primario del término. En Vitoria volvió a ser casi un mediapunta. Remató más que Benzema (tres disparos, por dos del galo), hiló fino (90,4% de acierto en el pase) y fue el que más faltas sufrió (cuatro) del Madrid. Y robó dos balones.

Vuelve a ilusionar

El madridismo ilustre, como el propio Isco, se vino también arriba en las ondas de radio y las redes sociales. "Ha mostrado mucha personalidad, pide todos los balones", decía Martín Vázquez en Radioestadio. También el mundo blanco del balón naranja. "Cómo juega Isco, es tremendo", tuiteaba Rudy Fernández. Pero, por encima de todos, aparece el propio Zidane. "Nunca hemos perdido a Isco, no le cuesta aparecer en momentos complicados y en esta partido lo ha hecho", se felicitó el francés en Mendizorroza. El 22 malagueño vuelve a sonar incluso para la mesa de la Selección, donde Luis Enrique le hace huecoIsco ha vuelto.