Competición
  • Champions League
  • Mundial de Clubes

VILLARREAL

Este Villarreal ya es el que más goles recibe a estas alturas

El conjunto de Calleja, con 22 goles en contra, es el Villarreal que más ha encajado en las primeras jornadas en Primera División.

Este Villarreal ya es el que más goles recibe a estas alturas
ANGEL SANCHEZ DIARIO AS

Dijo Calleja tras perder contra el Celta este domingo, que lo que le preocupaba es la defensa y los goles que recibe su equipo. Lo hace pensando que su equipo ha recibido más goles de los esperados, algo que además de ser verdad, lo certifican los números y las estadísticas. Y es que tras catorce jornadas este es el peor Villarreal de la historia en ese capítulo, ya que nunca se habían recibido los 22 goles que el equipo ha recibido esta año. Un equipo que ha mejorado de cara a la portería rival, pero que sigue lejos de ser un equipo sólido y seguro atrás.

Sólo hay que ver que estos 22 goles recibidos, superan los 21 goles recibidos en la temporada 07-08, los 20 goles recibidos en la campaña 11-12, o los 19 goles recibidos en la temporada 09-10 o la 98-99. Esta temporada el equipo arroja una media de 1,57 goles en contra por partido, lo que supone una media muy alta de goles en contra. Es más, el equipo ya es uno de los que más goles recibe del campeonato, siendo superado solo por Betis, Leganés y Espanyol con 24 goles en contra, y el Eibar con 23 goles en contra. Ese bagaje hace que hayan regresado las dudas y los malos resultados, cambiando la sensación de que esta podía ser una gran temporada, o al menos sin el sufrimiento de la anterior.

Pero el equipo sigue recibiendo goles en contra, y además lo hace como local, que todavía es peor. Ya que los once goles recibidos en casa hace que el equipo sea también uno de los más vulnerables como local, ya que hace que este sea el segundo peor registro de la historia, solo por detrás de los doce goles de la campaña 08-09.

Esa vulnerabilidad la reconocía también uno de lo capitanes y hombres de peso como es Santi Cazorla, que admitía que deben “mejorar en defensa y sobre todo en el balón parado”.