Competición
  • Champions League
  • Mundial de Clubes

BARCELONA

Achraf Hakimi, la amenaza del Dortmund con sello blanco

El lateral marroquí cedido por el Madrid al Borussia es el defensa más goleador de las grandes Ligas. Es la pieza clave para Favre.

El gran peligro ofensivo al que se enfrentará el Barcelona cuando juegue ante el Borussia Dortmund es defensa, tiene sólo 21 años y lleva el sello de la cantera blanca, club al que espera regresar a final de este curso.

Achraf Hakimi es la sensación de esta temporada irregural del Borussia Dortmund. El lateral de 21 años recién cumplidos (4-11-98) es a estas alturas el defensa más goleador de las grandes ligas europeas con 7 goles en lo que va de curso. Especialmente resolutivo se ha mostrado en la Champions League, donde ha marcado cuatro de los cinco goles que lleva su equipo, dos más en la Bundesliga y uno con la selección de Marruecos en la última parada de selecciones ante Burundi.

Lucien Favre sabe que es una pieza clave para su equipo y por eso le quiso reservar en el último partido que disputó el Borussia ante el colista Paderborn. Todo apuntaba a que esa cita iba a ser una ocasión perfecta para poder reservar al futbolista de cara al Camp Nou, pero las cosas no salieron como imaginaba el técnico del Iduna Park. El colista de la Bundesliga se puso 0-3 ante el Dortmund y el de Getafe no le falló. Fue el autor de la asistencia que sirvió para que Jadon Sancho empatara el partido.

Achraf está dando un enorme rendimiento en Alemania. En verano del 2018, tras participar en la conquista de la Champions vio como el Madrid fichaba a Odriozola para ser la competencia de Carvajal y él aceptó el reto de irse decido a Alemania, donde ha entusiasmado a la afición y a la secretaría técnica, que valora muy seriamente hacer una oferta al Real Madrid para consolidarlo en su plantilla, pero no parece que el Madrid vaya a equivocarse por segunda vez consecutiva.

Nombrado mejor joven africano del 2018, Achraf había sido habitual en las selecciones inferiores de la RFEF, pero a la hora de elegir selección absoluta, eligió la de Marruecos.

En una entrevista concedida a este diario el pasado 10 de octubre explicaba que “Simplemente, me sentí mejor jugando con Marruecos, más cómodamente. No sé qué me habría deparado el futuro jugando con la Selección española, pero fue mi decisión porque me siento marroquí y me siento musulmán, por mi familia y por todas las raíces que tengo allí. Creo que fue una buena decisión”.

Tan buena, de hecho jugó el pasado Mundial de Rusia, como fue la idea de aceptar la aventura de irse a correr la banda vestido de amarillo ante el apoyo de la grada del Iduna Park. El miércoles, este lateral goleador que ya le hizo un doblete al Slavia en Praga y le marcó dos tantos al Inter en su estadio, visita el Camp Nou. Achraf ya fue uno de los mejores en el primer partido de la fase de grupos ante los de Valverde. Un encuentro en el que Ter Stegen logró salvar un punto para los blaugrana. Algo que Achraf no olvida: “Ese encuentro me dejó una sensación un poco amarga, de haber hecho un gran trabajo y sólo faltarnos el gol para llevarnos la victoria. Pero salimos muy contentos por lo que hicimos, luchar así contra un gran rival y haberles tenido contra las cuerdas. Vamos a ver lo que depara el grupo”, dijo a AS.