Competición
  • LaLiga Santander
  • LaLiga SmartBank
  • Liga Endesa ACB
  • Premier League
  • Serie A
  • Bundesliga
  • Ligue 1
  • Liga Portuguesa
  • Liga Holandesa
LaLiga SmartBank
Girona Girona GIR

-

Lugo Lugo LUG

-

Liga Endesa ACB
Movistar Estudiantes EST

-

Casademont Zaragoza ZAR

-

Monbus Obradoiro OBR

-

Coosur Real Betis BET

-

Kirolbet Baskonia BAS

-

Joventut Badalona JOV

-

Liga Holandesa
Vitesse Vitesse VIT

-

Feyenoord Feyenoord FEY

-

Waalwijk Waalwijk WAA

-

Heerenveen Heerenveen HEE

-

Groningen Groningen GRO

-

Utrecht Utrecht UTR

-

Sparta de Rotterdam Sparta de Rotterdam SPR

-

Heracles Heracles HCL

-

REAL MADRID 3 - REAL SOCIEDAD 1

1x1 del Madrid: Modric se agiganta, Benzema sigue de dulce

El croata participó en los tres goles: dio los dos primeros y anotó el tercero. Ramos empezó dormido y provocó un lío. El Bernabéu ha roto con Bale.

El Real Madrid se impuso a la Real Sociedad con una buena actuación general y con un protagonista evidente: Luka Modric. El croata, titular por Kroos, dio dos goles y marcó otro, mostrando su mejor nivel. Le acompañó un Benzema que empezó dormido y acabó exultante. Ramos montó un lío al inicio y luego se recondujo. Y el Bernabéu demostró que ha roto con Bale tras la polémica de su bandera con Gales.

Courtois: poco pudo hacer en el 0-1 de Willian José, Ramos le dejó vendido. Se vio sorprendido por un tiro de Odegaard, pero lo resolvió bien. La única vez que tuvo que reaccionar de verdad, lo hizo, con un paradón a un tiro cruzado de Isak.

Carvajal: ofreciéndose una y otra vez en ataque para combinar con Valverde o Rodrygo, con más presencia que eficiencia, pero siempre apoyando los ataques blancos. En defensa controló bien a Oyarzabal y supo fajarse en el segundo tiempo, cuando más achuchó la Real, sobre todo por su costado.

Varane: el mejor de la defensa, controlando bien el cuerpo a cuerpo con Willian José y desactivando rápido opciones de contragolpe con su velocidad.

Ramos: descentrado, regaló el 0-1 de forma infantil y el Bernabéu se lo penalizó. Luego se acomodó en el campo y mejoró, aunque en el segundo tiempo vio una amarilla justa por una fea entrada sobre Odegaard. Le cerró bien el paso a Portu en una contra peligrosísima en el segundo tiempo.

Mendy: estupendo defensor, corrige rápido y cierra vías. En ataque su aportación es más justita, pese a que aparece mucho, pero le falta la fantasía que a Marcelo le sobra. Lo que sí tiene es buena diestra, pese a ser zurdo: probó su disparó en el primer tiempo y en el segundo le sirvió un gran centro a Rodrygo, cuyo cabezazo salió centrado. La ovación que se llevó cuando fue sustituido en el 83’ fue emocionante, todo el estadio en pie; entró en su lugar Isco.

Modric: estupendo partido del croata. Algo pesado en sus acciones al principio, síntoma probable de que los años también pasan para los Balones de Oro, pero asegurando el balón y buscando vías de acceso en la defensa realista. Participó en los tres goles blancos: primero puso el centro que remató Benzema para el 1-1; luego le dejó servido a Valverde el balón del 2-1; y remachó el 3-1 con un voleón con la zurda, tras cabezazo de Benzema.

Casemiro: sostuvo bien al Madrid en los momentos más nerviosos, tras el 0-1. La seguridad que produce tenerle por delante de la defensa es impagable y, por desgracia para Zidane, insustituible. Estuvo a punto de hacer el empate en el primer tiempo de cabeza, pero le salió alto el remate.

Valverde: partido menos brillante del uruguayo en el despliegue físico, aunque lo compensó haciendo el 2-1. Le pegó bien, aunque la fortuna se alió con él para que el toque en Oyarzabal dejase fuera de juego a Remiro. Se volvió a asomar en ataque después, le está cogiendo el gusto a eso de buscar portería. Tras el descanso ganó en presencia en el mediocampo. Se fue en el 76’ y el Bernabéu le reconoció su enorme esfuerzo; entró Kroos en su lugar.

Rodrygo: tiene en su pierna diestra un infinito muestrario de controles. Sólo eso ya le basta para mejorar cada jugada, para prolongar cada ataque. Con menos finura que el día del Galatasaray, aun así buscó su gol. Lo tuvo con un cabezazo a un gran centro de Mendy, pero le salió algo centrado. Se fue en el 67’ para que entrase Bale y la diferencia de pareceres del Bernabéu fue notoria: el brasileño se llevó una ovación enorme, despierta mucha ilusión su irrupción en este inicio de temporada.

Benzema: partido raro del francés, que hasta el gol no estaba demasiado fino ni participativo. Su primer tiro llegó en el 27, un zurdazo muy desviado. Marcó con el pecho, síntoma de que este Benzema marca con lo que sea, pero marca. Y a partir de ahí se encendió, apareció por todo el frente de ataque y dejó las mejores imágenes de la ofensiva blanca, incluido un cabezazo que acabó en asistencia para que Modric anotase el 3-1. Casi se lleva el doblete en el tiempo añadido, con un zurdazo bien repelido por Remiro.

Hazard: otro buen partido del belga, apareciendo por todo el frente de ataque, controlando, girándose, desbordando, dando salida a las jugadas y tratando de acabarlas. Aunque de nuevo, sin fortuna. Tuvo dos para marcar, una se le fue al lateral de la red y otra, muy centrada, a las manos de Remiro. Lo busca con ahínco, quiere, pero no le sale de momento. Sigue sin ser el Hazard del Chelsea, pero la cosa pinta bien.

Bale: salió en el 67’ por Rodrygo. El Bernabéu le silbó fuertemente en cuanto pisó el césped, haciéndole saber que esa bandera mostrada con Gales no le produce ninguna risa. La silbatina se repitió con cada balón que tocó, lo suyo con Chamartín parece irreconciliable. Dejó un par de buenas carreras por la derecha, participando en la jugada del 3-1. Recibió al final algunos aplausos, pero la sensación general es de que el Bernabéu ha roto con él en su gran mayoría.

Kroos: entró en el 76’ por Valverde. Tardó poco en probar su estupendo disparo de media distancia, aunque sin acierto.

Isco: entró en el 83’ por Modric. Poco tiempo, pero dejando buenos detalles.