TENERIFE

Sesé Rivero: "Quiero que todos ataquen y todos defiendan"

El entrenador interino del Tenerife pretende ver un equipo sólido en El Molinón. Asume el reto con ilusión y espera aprovechar la oportunidad.

Sesé Rivero: "Quiero que todos ataquen y todos defiendan"
JUAN GARCIA CRUZ DIARIO AS

Sesé Rivero se sentará en el banquillo de El Molinón. Ya había sido segundo entrenador en etapas pretéritas del Tenerife (en Primera y Segunda), pero será la primera vez que tenga el rol principal. “Lo afronto con la máxima ilusión. Toca disfrutar de este tipo de momentos, teniendo pensamientos positivos para seguir creciendo como personal y profesional”, expuso ayer el portuense en su larga rueda de prensa.

El responsable de la cadena de filiales comentó que llega curtido porque “me reciclo constantemente para crecer en mi faceta. Uno siempre está preparado para lo que venga, ya que representamos a un club que es un orgullo. Para mí, es una oportunidad enorme porque siento estos colores”, expuso.

En su primera lista de convocados (viajan 19), destacó la presencia de tres canteranos: el ya conocido Javi Alonso, el extremo Elliot y el atacante Jorge. También vuelve Aitor Sanz y Luis Pérez, mientras que los dos laterales zurdos se quedarán en la Isla: Robert Mazán e Isma. “Han trabajado bien, pero siempre se es injusto al elegir”, argumentó Rivero.

Sesé contó que quiere “que seamos un equipo, donde todos defiendan y ataquen, trabajando cada jugada”. Sabe que hasta ahora, el equipo ha hecho muchas cosas positivas “por las que tenemos que estar satisfechos, pero toca mejorar en algunas fases. Hemos sido un bloque protagonista con balón, siendo parte activa mediante la posesión. Pero también buscamos seguridad defensiva en la salida, sumando más efectivos en portería contraria”.

Considera el tinerfeño que el fútbol ha sido injusto con el Tenerife. “Yo le he transmitido a los jugadores que tienen bastantes cosas positivas y aunque cada técnico defiende su idea, hemos compartido algunos detalles que pueden venirnos bien en este camino de conversión. Deben ser visualizados por los futbolistas. Si no, será difícil”.

Sobre el Sporting, el rival de este viernes, Rivero lo calificó como “un club grande. Juegan un buen fútbol, buscando el desequilibro cuando llega al ataque. Toca estar concentrados para, cuando flaqueen, ser rápidos incidiendo en sus flaquezas. Buscaremos ponérselo difícil”.

Por último, se le preguntó si habría alguna opción de que continuara en el cargo más allá del viernes. “Solo pienso en el próximo entrenamiento y partido”, dijo escuetamente. “Toca seguir trabajando. Es un momento duro porque no es agradable cuando cesan a un gran entrenador y mejor persona, con quien nos comunicábamos bastante a menudo. Se lo agradecí personalmente”.