Competición
  • Champions League
  • Mundial de Clubes

FÚTBOL FEMENINO

La huelga de las jugadoras se para, pero el convenio colectivo se resiste

Los sindicatos han dado un plazo de un mes, sin presiones de huelga, para que los clubes encuentren el dinero necesario para que se pueda producir la firma del convenio.

La huelga de las jugadoras se para, pero el convenio colectivo se resiste

Clubes y sindicatos han llegado a un acuerdo para que se pare la huelga, que pretendía ser indefinida con otro paro fijado para la siguiente jornada de la Primera Iberdrola (23 y 24 de noviembre). Las partes en las negociaciones por el convenio (Asociación de Clubes, AFE, Futbolistas ON y UGT) han acercado posturas finalmente en la reunión de hoy en el SIMA, a la que no llegaban con mucho optimismo. Y, tras un encuentro que duró varias horas, terminaron acordando detener la huelga hasta el 20 de diciembre, momento en el que podría firmarse el histórico convenio. 

La posibilidad de un consenso en la firma de este documento reside en que cambie el escenario económico de los clubes. O, lo que es lo mismo, que algún ente, ya sea público o privado, aporte una solución viable para que las 16 entidades participantes en Primera cuenten con solvencia económica para realizar el cambio de contratos que exige la firma del convenio. Es por ello que los sindicatos, que se comprometen a que no haya más huelgas este mes, han dado de plazo hasta el 20 de diciembre para que los clubes encuentren una salida económica, sin presiones, y pueda llegar este primer convenio del fútbol femenino español. 

Clubes y sindicatos aceptan la propuesta del Gobierno

El acuerdo entre clubes y sindicato tiene su base en la propuesta que hizo el Gobierno la semana pasada, que fue aceptada en un inicio por la parte sindical y que, ahora, también lo es por parte de la patronal. La solución que propuso el Ministerio de Trabajo pasaba por firmar un convenio en el que se pagara al menos 16.000 euros brutos anuales a todas las jugadoras, subir al 75% la parcialidad de la jornada laboral (así la que menos cobraría sería 12.000 euros) y compensar con 4.000 euros más a cada futbolista (alrededor de 100) que ya cobra ese mínimo con una simple media jornada. 

La Asociación de Clubes estimaba que estas nuevas normas le supondrían un incremento de 1,6 millones de euros y un coste mucho más elevado para los clubes con menos recursos que para los más poderosos. De esta manera, esta será la cantidad que deberán reunir los clubes para que llegue la firma del convenio. Así, ahora se mira fuera con la esperanza de que RFEF, Gobierno o una empresa privada decida poner la diferencia entre lo que pide la parte sindical y la patronal. Por lo pronto, desde la patronal tienen intención de reunirse con Rubiales esta semana.