Competición
  • Champions League

RACING

El librillo de Cristobal Parralo no se parece al de Ania

Los mandamientos del primer día: "Cero riesgo", "No tengas miedo a pegarla", "Pases que nos hagan progresar, no tenerla por tenerla", "No veo disputas y hay que ganarlas".

El librillo de Cristobal Parralo no se parece al de Ania
RACING DE SANTANDER

 

EI Racing de Cristóbal Parralo se va a parecer al que soñó Iván Ania en la pretemporada lo que un huevo a una castaña. Al menos por lo visto, y oído, en el primer entrenamiento de Cristóbal, el técnico cordobés tiene unas prioridades en cuanto a estilo de juego muy diferentes a las del ovetense. Cristóbal estuvo muy intenso en la larga sesión, interactuando constantemente con sus futbolistas y preocupado muy especialmente por corregir los errores defensivos y dejó claro a sus jugadores que en su campo quiere "cero riesgo".

Nada de sacar el balón con los centrales abiertos y los laterales adelantados, juego directo del portero al campo rival y a pelear las segundas jugadas: "No veo disputas y hay que ganar los uno contra uno".

El dibujo, más o menos, sí es el que venía utilizando Ania, 4-2-3-1, pero el nuevo míster lo quiere ver, en ataque, solo en campo del rival, mientras que en defensa exigía más rigor a la espalda de los laterales (una lacra evidente hasta ahora) y más agresividad en los marcajes a los centrales: "Encima, y la manita al pecho del delantero”.

Como curiosidad, y a manera de motivación, no parecía un castigo, los equipos que salían perdedores por error propio en un determinado ejercicio tuvieron que hacer diez flexiones antes de continuar el entrenamiento y los perdedores en el partidillo final tuvieron que terminar la sesión corriendo diez anchos del campo. El famoso librillo.

Números. La sensación que se tiene en el club, compartida por Cristóbal a la vista del primer entrenamiento, es que el principal problema del equipo es que recibe demasiados goles y no la falta de participación en el juego de los delanteros. Los datos dicen que el Racing es el 18º de 22 equipos tanto en la clasificación de goles a favor como en la de goles en contra. En solo tres partidos, Mirandés, Numancia y Albacete, no encajó, mientras que en seis, cuatro de ellos perdidos, se quedó sin marcar.