Competición
  • Champions League
  • Mundial de Clubes

CELTA

Oficial: Óscar García, nuevo entrenador del Celta

El técnico catalán se ha comprometido hasta final de temporada con el club vigués. Debutará el sábado contra el Barcelona en el Camp Nou.

Oficial: Óscar García, nuevo entrenador del Celta

Nueva apuesta del Celta por el ADN del Barcelona. Óscar García Junyent toma las riendas del banquillo celeste tras la destitución de Fran Escribá. El entrenador barcelonés ha firmado hasta final de temporada y este martes dirigirá su primer entrenamiento en A Madroa.

La entidad olívica ha conseguido convencer a un técnico que en el pasado desestimó en tres ocasiones el interés celeste. El exfutbolista de Sabadell, de 46 años, se hace cargo del antepenúltimo clasificado de LaLiga. Su primer reto será la visita del sábado al Camp Nou.

Desde que Carlos Mouriño asumió la presidencia del Celta en 2006 ha apostado por cinco preparadores con pasado blaugrana: Hristo Stoichkov, Eusebio Sacristán, Luis Enrique y Juan Carlos Unzué. Óscar García se convierte en el quinto y aterriza acompañado de dos ayudantes.

Su etapa como jugador de élite la inició en 1993 de la mano del hombre que ha marcado su filosofía futbolística. Johan Cruyff le dio la alternativa en el primer equipo del Barcelona y una vez que colgó las botas volvió a ponerse al servicio del holandés como segundo entrenador de la selección catalana. A Óscar se le considera el pupilo más puro de toda la escuela ‘cruyffista’, el método de referencia para Mouriño.

Cuatro dimisiones

El Celta es el séptimo proyecto profesional que dirige García y en su debut en LaLiga buscará la estabilidad que no ha encontrado en la mayoría de sus equipos. El exjugador ha dimitido en cuatro ocasiones.

Su carrera la inició en el Maccabi Tel Aviv, proclamándose campeón de Israel, y su siguiente reto lo asumió en la segunda inglesa con el Brighton. A partir de ahí, su trayectoria se caracteriza por experiencias fugaces. En 2014 se marchó del Maccabi, a los tres meses de regresar, por la situación bélica en Israel.

Días después fichó por el Watford, pero a finales de septiembre se desvinculó del club inglés por motivos de salud. En Salzburgo sí echó raíces. Entrenó año y medio al Red Bull, logrando cuatro título.

Tras triunfar en Austria, abandonó el Saint-Étienne francés a los tres meses de asumir el banquillo verde. Su último equipo ha sido el Olympiakos griego. Por discrepancias con la directiva hizo voluntariamente las maletas a los tres meses.