Competición
  • Champions League

ALMERÍA

El estilo de Pedro Emanuel no casa con los ahora titulares

El fútbol directo del Almería surtió efecto en las primeras jornadas. Los Coric, Vada y Darwin deben adaptarse aún a ese juego que propone el técnico africano.

El estilo de Pedro Emanuel no casa con los ahora titulares
ELOY ALONSO DIARIO AS

En el primer mes y medio de competición uno de los nombres que sonaba con más fuerza -de manera positiva- en las conversaciones futbolísticas en Almería era el de Pedro Emanuel. El argumento es que el nuevo técnico de la UDA había sabido leer las circunstancias, apostando en el inicio liguero por jugadores que ya estaban en la disciplina indálica, dejando en un segundo plano los apenas diez días que tuvo el africano de pretemporada.

 

El técnico africano se ha mantenido fiel a su inamovible 4-2-3-1 (o 1-4-2-3-1 para los más puristas), aunque las piezas han virado casi por completo. De hecho, de los diez jugadores de campo que actuaron de titulares en el duelo inicial sólo tres (Martos, De la Hoz y Corpas) lo hicieron ayer en el Carlos Tartiere. El africano ha sido fiel a su dibujo, pero también a su modelo de juego.

A la hora de defender, el Almería sí ha retrasado algo las líneas en el último mes, no ejerciendo esa presión tan intensa de las primeras fechas. Sin embargo, lo que busca Pedro Emanuel es, a partir de una férrea defensa aprovechar las ocasiones que disponga; para ello sigue utilizando el juego directo, buscando por alto a Darwin Núñez y que Lazo, Coric, Gaspar, Corpas y Appiah saquen su fútbol a pasear en las segundas jugadas.

Ese fútbol directo sí tuvo resultado en las primeras fechas, tanto por las características de los futbolistas que actuaron entonces como por el análisis menos certero que tenían los rivales al haberse producidos tantos cambios en poco tiempo en el seno rojiblanco. Sekou aprovechó ese modelo de juego de PE, con cinco goles, pasando ahora el hispano-senegalés a un segundo plano (se ha quedado sin jugar en tres de las últimas cuatro jornadas).

Esa transición de futbolistas que ya vistieron la zamarra rojiblanca el pasado curso a las apuestas del jeque invita a un cambio también en el modelo de juego, ya que los Vada, Coric, Lazo y Darwin necesitan un fútbol más combinativo. De hecho, el argentino ya dijo a mitad de octubre que necesita "el contacto con el balón para crear espacios y peligro".

El del Girondins, asentando en el once, no termina de explotar como mediocentro. Coric tampoco parece gustarse en la mediapunta; Lazo es más de sacar su magia a pasear en contacto con la redonda que a estar en bloque basculando detrás del balón esperando el robo y pelotazo de fútbol; y Darwin estará deseando que los jugones tengan el balón antes de esperar que este baje del suelo...