Competición
  • Champions League
  • Mundial de Clubes

REAL MADRID

Modric ya no es indispensable

Zidane se siente a gusto con Valverde y el croata nunca había jugado tan poco en el Madrid. El actual Balón de Oro, a sus 34 años, tampoco fue titular contra el colista Leganés...

Un Balón de Oro en el banquillo. A poco más de un mes de que se conozca el ganador de la edición de 2019, el vigente poseedor del galardón atraviesa sus momentos más inciertos. Modric ya no parece indispensable para Zidane. De sus tres centrocampistas ‘clásicos’, el francés sigue fiel a Casemiro y Kroos, pero el diez croata volvió a ser suplente contra el Leganés, el colista. De hecho, Zizou le concedió la última media hora ya con 3-0 y el equipo pepinero de brazos bajados. Quizá más para dar descanso a Kroos que para otra cosa. Al menos a Modric le podrá quedar el escaso consuelo de que él fue el motor que provocó el penalti del 4-0 blanco.

Porque Zidane no recurrió a Modric de inicio en un partido en casa que parecía idóneo para coger sensaciones tras su lesión con Croacia y con Casemiro muy cargado de minutos. El fin de semana libre por el aplazamiento del Clásico permitió a Modric afinarse en Valdebebas, pero su entrenador decidió repetir la fórmula que ahora le sale de carrerilla: Casemiro-Kroos-Valverde. Zidane se siente muy cómodo con El Pajarito de titular, que ha pisado el acelerador y además le ahorra esfuerzos a Casemiro. Las piernas de un uruguayo de 21 años contra la experiencia del croata, de 34 primaveras. 

El Modric menos utilizado

El resultado de la combinación de ambos factores es que Modric nunca había jugado tan poco en el Madrid a estas alturas de curso. En este, apenas 276 minutos. Casi la mitad que su peor temporada, la primera (2012-13), en la que llevaba 497 minutos y desde luego muy por detrás de lo que había jugado la campaña pasada (937') y la anterior (1.054'). Modric ya no parece inamovible para Zidane hasta el punto de que ha pasado a ser un futbolista que juega más con Croacia que con el Madrid. Inaudito.